sábado, 22 de septiembre de 2012

PADRE: PABLO HELÍ ORTIZ BAYONA





El Presbítero Pablo Helí Ortiz Bayona, Nació el 18 de abril de 1929 en el municipio de la Playa de Belén, Norte de Santander y falleció el 18 de Junio del 2013.


Hijo de Agustín Ortiz y Anastasia Bayona, y miembro de una familia conformada por 7 hermanos: Sara y Ramiro que ya fallecieron, Elena, Lilia Rosa, Isabel y Ana de Jesús.


Fue bautizado, e hizo la primera comunión en la parroquia San José de la Playa de Belén, N. S.



Realizó sus estudios en el seminario conciliar de Ocaña, dirigido por religiosos, de ahí siendo aún muy joven, comenzó a discernir su vocación sacerdotal y cuando ésta fue creciendo, pasó al seminario Mayor de Santa Marta y posteriormente al de Cartagena. En esa época la diócesis de Santa Marta comprendía entre su jurisdicción la provincia de ocaña.



Fue ordenado sacerdote en la catedral de Santa Marta, el 25 de Octubre de 1953, de manos del Obispo auxiliar de Santa Marta, siendo obispo de la diócesis Monseñor Bernardo Botero Álvarez.


Fue enviado a la parroquia de Salamina, permaneciendo en ese lugar solo 2 meses, puesto que fue trasladado a la iglesia León XIII, en Norte de Santander, en donde permaneció pocos años.

Luego fue trasladado al Municipio de Guamal, donde fundó una escuela llamada Santa Teresita del niño Jesús de la cual fué su director.

En Guamal además de ejercer su ministerio sacerdotal y debido a las precarias condiciones del pequeño pueblo, también era el "médico" que atendía y curaba a los feligreses tanto de cuerpo como del Alma.

En ese municipio fue igualmente rector del colegio normal de señoritas y continuó la construcción de la parroquia nuestra señora del Carmen.


Atendió pastoralmente con mucho ahínco y en medio de muchas dificultades a los diferentes corregimientos aledaños a esa parroquia, siempre a lomo de mula, pues en esa época no existían carreteras ni medios modernos de comunicación.


Padre Ortiz llega a Fundación



Con Mon. Javier Naranjo Villegas, P Molina y el P. Vargas





De Guamal fue trasladado como párroco a San Rafael de Fundación en reemplazo del recién fallecido Padre Adriano Puentes. En ésta parroquía  permaneció unos tres 3 años desde 1969 hasta principios de 1972, dando muchos frutos espirituales por los cuales aún es recordado con mucho afecto.



En 1972 el Padre Ortiz fue trasladado a la parroquia San Fernando Rey de Pivijay, donde fue sacerdote por 20 años, allí también a lomo de mula y en unas condiciones poco aptas en cuanto a vivienda, servicios y transportes, asistía a sus feligreses de todos los corregimientos, distinguiéndose por ser  sacerdote muy humano y desprendido


De Pivijay tuvo que salir de madrugada por su "hijo" de crianza Willian Florian, debido a que sus pobladores se revolucionaron, pues no deseaban que les trasladaran a su sacerdote de toda una vida. Por salir a escondidas ocasionó gran tristeza en la mayoría del Pueblo, por el aprecio y la admiración que le profesan, incluso hasta el día hoy recibe visitas y recuerdos de los pivijayeros.

De Pivijay pasó a Santa Marta a la parroquia San Luis Beltrán, luego a la de  Santa Ana y más tarde fue Párroco en San Judas Tadeo y esa fue su última parroquia. En Santa Marta permaneció unos 10 años. 

En el año 2003, luego de una ardua vida pastoral, decide junto con su familia no atender más parroquias e irse a descansar a la casa de su familia en Fundación, donde transcurrió sus últimos años de vida, rodeado del cariño, la dedicación y el respeto de todos los suyos. El Obispo de Santa Marta lo nombró Vicario Parroquial de San Rafael de Fundación, cargo que ejerció en medio de sus limitaciones de la edad, atendiendo a los enfermos y administrando el sacramento de la confesión.


El Padre Ortiz y Willian Florian Rangel



Cuando el Padre Ortiz ejerció su ministerio sacerdotal en Guamal, conoció entre sus feligreses a la familia del niño William Florian, los cuales eran personas muy humildes y con muchos hijos y como la vida en Guamal no fue fácil para ellos, decidieron regresarse a vivir a una pequeña finca que tenían muy cerca al Banco Magdalena, como William estudiaba y le colaboraba al Padre como monaguillo, les propuso que se lo dejaran a su cuidado, educación y crianza, que cuando ellos quisieran podían verlo o llevárselo, así fue que  William, desde muy niño se quedó al cuidado del padre y lo acompañó ayudó apoyo' y se ganó su amor y confianza hasta el punto que se convirtió prácticamente en la única familia que el padre tiene. 

Cuando el Padre Ortiz fue párroco en Fundación, William conoció a Socorrito y conformaron una hermosa familia que tiene por hijos a: Jeannette, William Helí y William Fernando. Todos ellos reconocen en el Padre Ortiz a su progenitor y abuelo. Afecto que ha sido mutuo y reciproco.

Socorrito fue pieza muy importante en la vida del Padre, sobre todo en sus últimos años de vida que veló por su cuidado, salud y bienestar.

Falleció el 18 de Junio del 2013, luego de tener un accidente domestico, en el cual recibió un fuerte golpe en la cabeza.

Recibió sus exequias en la ciudad de Santa Marta el 20 de Junio, presididas por el Obispo Ugo Puccini Banfi y por el clero de la diócesis de Santa Marta.



El Padre Ortiz en una Procesión en Fundación


Padre Ortiz
Primeras Comuniones Fundación

Celebrando la Santa Misa en San Rafael



No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...