sábado, 16 de noviembre de 2013

SILLAS PASELLA DE LIPERI

Italiano, Agrónomo, Farmaceuta, Arquitecto, Escultor y Pintor






Por Alberoni Del Vecchio


Nació en la ciudad de Sassari (isla de cerdeña en Italia), un 29 de diciembre de 1903 y murió en Santa Marta el 16 de junio de 1966.

Fueron sus padres Don Coronello Ignazio Pasella y Doña Maria Paola de Lliperi

Llegó a Colombia desembarcando en Puerto Colombia a finales de los años 20.

Se radicó en Santa Marta, donde trabajó para la Familia Dávila Solano, fue administrador de la Hacienda La María (cerca a Fundación), durante esta administración frecuentaba al Municipio de Fundación, por lo que decidió años más tarde independizarse y ejercer actividad comercial en esta ciudad, al rededor del año 1931.

En Santa Marta contrajo matrimonio con Josefina Cormane, de esa unión nacieron dos hijos: Maximiliano (fallecido) y Roger.

Después enviudo y se casó con Ligia Gutiérrez de quien se separó y luego hizo vida marital con la señora Agueda Martinez con quien tuvo un hijo: Alan. Fruto de otra relación es Cesar quien hoy vive en Madrid (España).

Fue Ingeniero Agrónomo y Farmaceuta, también se dedicaba a la escultura y la pintura, aprendidas en la Escuela de Bellas Artes de Roma. 

En Roma la "capital Eterna" conoció a don Ramiro Goenaga, quien lo estimuló a que viniera a conocer mejores oportunidades en Colombia.




Era una persona de finos modales, Polifacética y amante del arte. 

Era además un buen bailador y gozaba de buen apetito; de la cocina Colombiana le gustaba el arroz de lisa y chipichipi, los pasteles (tamales) y como buen italiano las pastas. 

Era tradicional que los domingos visitara la casa de don Armando Del Vecchio Rodríguez, quien vivía al lado de "Villa María" la primera casa construida en Fundación, propiedad de la familia Ordóñez, a comer Pastas con recetas Italianas.

Fue Masón grado 33, y desde esa posición dio gran impulso a la Logia de Aracataca. representada en la reunión en Barranquilla de la Gran Logia Nacional de Colombia, el 20 de Julio de 1935, por Don Eusebio Mercado Barrera y Don Marco Aguilar.




En Fundación tuvo un salón de trabajó, donde esculpió imágenes de gran relieve y prestigio.

En la década de los 50 fue un destacado representarte de la sociedad Fundanense, fue pionero de las ferias ganadera y agropecuaria, a tal punto que a su empuje y entusiasmo Fundación cuenta con el coliseo de Ferias.

También fue un miembro importante del Club Rotario, y además era un líder cívico de gran generosidad. 

Como Arquitecto construyó el Edificio Gutierrez, a pedido de su propietario don José Ramón Gutiérrez Torres. (hoy edificio donde se encuentra drogas la Rebaja)



Esculpiendo en su taller de Fundación

Muchos estudiantes de esa época lo recuerdan en sus intervenciones en los colegios donde era invitado, sobre todo al Instituto Fundación, para charlar sobre temas universales en especial de cultura y escultura, y lo percibían como un genio que tenía una respuesta para todas sus inquietudes.

Fundó la Farmacia Fundación, que funcionó en la esquina de la carrera 8 con calle 6, y por muchos años fue un importante establecimiento Fundanense.



Don Sillas en su Farmacia Fundación


Don Sillas hizo parte de esa gran colonia de Italianos que llegaron a Fundación a contribuir con su cultura, tradiciones y agilidad comercial a su progreso, como los: Tarantino, Vitola, Fiorentino, Posteraro, Filomena, Fama, Manco, Pezzano, Calvano, De Martino, Del Vecchio, Monachello, Faillace, Diago, Scopetta, Cordella, Petrazzini, Aronna, Laíno, De Angelis, Villano, Melo, De Arce, Sabbatino entre otros.

Fue el único Italiano con titulo nobiliario que llegó a la Zona Bananera.

Murió en Santa Marta, un 16 de junio de 1966, sepultado en el cementerio central, en la bóveda de la familia Cormane Acosta


Fundación posee una deuda de gratitud con estos extranjeros que vinieron a sembrar progreso y cultura en esta ciudad.




Al Frente de la Farmacia Fundación


En el Coliseo de Ferias, de promoción suya



En su pasa tiempo favorito




1 comentario:

  1. Allan Pasella, mi gran amigo de infancia. Hace más de 35 años no sé nada de él. Esta clase de personas inculcaron en nuestros antepasados un estilo de vida no común en los pueblos vecinos; fue algo que puso la nota diferente en Fundación.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...