viernes, 13 de febrero de 2015

EL RETÉN, CIEN AÑOS DE HISTORIA

CÓMO ERA EL RETÉN...
Autor: Roque De Los Ríos Valle




En la guerra de los mil días era El Retén guarida de peligrosas fieras y solo había, por el centro montañoso, un áspero camino por donde podían transitar los llamados “hombres de pelo en pecho” que no le temían a Dios y al Diablo ya que sacaban sus espadas y derrotaban al llamado maligno, como dizque lo hizo “Francisco el Hombre” en alguna ocasión muy comentada en nuestros días.

Según los hombres de luces o alentados conocimientos, la naturaleza sacó de la nada al Creador del Universo y continuo prefabricando sorprendentes creaciones que han sido calificadas como casualidad o caso imprevisto hasta para arrancar nuestra existencia. Ese caso imprevisto puso fin a la llamada guerra de los mil días, siendo en ese entonces cuando los militares cada uno salió para su casa en pos de ejercer el oficio concordante con sus conocimientos.

El General Gregorio Antonio Garzón Chacón, era Jefe Civil y militar en Ciénaga, y decepcionado de ver su ideal desteñido con “El Tratado de Nerlandia”, buscó un lugar montañoso y tropezó con la aldea de San Sebastián de El Bongo, por donde también hizo el cruce para la provincia el Almirante José Prudencio Padilla días antes de ser llevado al cadalso o patíbulo por haber cometido el error d acompañar a los que terminaron democratizando nuestra libertad. 

El ambiente que encontró en El Bongo el general Garzón lo obligó a establecer allí una empresa de aserrio y sacaba las maderas para Barranquilla desde el año 1909 hasta 1912 que resolvió buscar mejor material para su empresa y quedar más cerca de Aracataca que, en aquellos días era corregimiento de Pueblo Viejo.

La casualidad o caso imprevisto, como dijimos antes, hizo suspender al General Garzón el camino que llevaba y por ello construyó un 24 de junio de 1913, en lo que hoy es el Reten, una casa con todo su gusto y defensas necesarias como lo hace todo militar. Eran sus más leales trabajadores Catalino Pertúz  y Víctor Candanoza.

Al observar el General Garzón que su casa se llenaba diariamente de los que viajaban de Medialuna y La Envidia (hoy Fundación) hasta las Trojas de Aracataca, convirtiéndolo en posadero, hizo edificar de sus trabajadores un campamento bautizado con el nombre de El Retén, como salvaguardia de su casa, como lo han creído los de ligera imaginación…


El día de la conmemoración de los 100 años de fundado




Cien años de El Retén.. Cien años de olvido


Por: Irama Rodríguez Pedraza



 “Cómo era El Retén en el Siglo pasado”

“En el año 1910 era El Retén una áspera vereda con una estrecha trocha que solo servía para que algunos peatones hicieran el cruce para llegar a la aldea de San Sebastián de El Bongo, donde tuvieron el honor de ser visitados por el prócer José Prudencio Padilla cuando iba de paso para su tierra.

Este lugar donde solo sacaban el machete los transeúntes para cortar el rastrojo que pretendía interceptar su paso, solo estaba habitado por simios, tigres y aves de especies salvaje. Este sitio se encontraba ubicado cerca de Aracataca que en ese entonces era corregimiento de Pueblo Viejo. 

Terminada La Guerra de los mil días el general Gregorio Garzón construyó una vivienda especial que muchos transeúntes ocupaban cuando eran atacados por las lluvias y la noche. Al observar el General que su casa se llenaba diariamente de los que viajaban de Medialuna y Fundación hasta las Trojas de Aracataca, convirtiéndolo en posadero, hizo edificar un campamento bautizándolo con el nombre de El Retén para que no le causaran molestia en su domicilio”. (Historia escrita por mi abuelo Roque de Los Ríos Valle).

Pero mis recuerdos se remontan a casi medio siglo atrás... (Cuento con 50 años) y los recuerdos de la niñez acuden a mis sentidos y llenan mi alma de evocaciones... 

El Retén con sus calles sin pavimentar, con un calor de casi 40 grados, mosquitos más grandes que una mosca que nos perseguían apenas el reloj marcaba las 5 de la tarde, el olor a Baygón impregnado en mi nariz, los gritos de la abuela Judith para que cerráramos las puertas con anjeo para evitar que la plaga entrara a la casa, el olor a querosene del mechón quemándose porque era lo único que nos podía dar luz... Y como olvidar cuando por fin la electricidad entró a mi amado pueblo. Pero era tan débil,tan débil que si en la esquina del barrio donde yo vivía (que era la plaza principal) prendían dos focos, en la mía el foco bajaba su incandescencia hasta convertir su luz en lo que apenas asemejaba la luz de un cigarrillo encendido... 

Cómo olvidar todos esos recuerdos si son los que me mantienen viva?. Cómo no recordar que el agua era sacada de los pozos y que era una odisea decidir a quién le tocaba sacar agua?...  Llenar las albercas, por Dios.... bañarse con la totuma.... En las noches era terrorífico ir al baño,pues el "excusado" quedaba no en el patio sino en el"traspatio" (lo último de la casa) y que para mí era como si quedara a 100 kilómetros... Y mi abuela con una ramita de matarratón nos ponía en orden...

El Retén de mis amores, centro de mi vida donde se ancló mi existencia, sin ti no sería lo que soy, como dice la canción "por tus calles tranquilas corrió mi juventud"... Mi bisabuela Carlota Rodríguez era la partera del pueblo (creo que todos los habitantes de mi edad de El Retén y Aracataca fuimos recibidos por ella). Recuerdo llegar al pueblo y atravesar corriendo la cancha que era un inmenso playón tan solo para sentarme en el suelo y que ella con sus grandes manos (las más grandes que he visto en mi vida, tal vez para poder recibir a los bebés) con una peinilla me untara la cabeza de “manteca negrita” ese olor lo llevo grabado en el corazón y su aroma me recuerda los pasos tranquilos de la “abuela Carlota” cuando era mi cómplice y su pechiche… Cuanto te extraño mi vieja a pesar de que nos abandonaste cuando yo apenas tenía 7 años, pero tu recuerdo es vívido, es como si se hubiese detenido el tiempo tan solo para sentirte.

Mi tía Leda la profesora del pueblo nos acompañaba a los bailes, en muchas ocasiones íbamos solos porque todo era un remanso de paz y todos nos conocían...  Las fiestas patronales, con la Vara e premio, la puerca pelá, carreras en saco y lo más esperado por todos nosotros aunque temblábamos de miedo cuando salía) la vaca loca…

Mi tío Gamaliel, siempre metido en política, mi tía Miriam la primera periodista que tuvo El retén… Y las votaciones, crecí en medio de las votaciones para elegir alcalde de Aracataca… Alcaldes que nunca o poco hicieron por El Retén… Mi tía Silvia Villalobos, guerrera que desde el cielo nos sigue mirando. 

Llegar de viaje desde Barranquilla era y es todavía un bálsamo para mi vida…. Subirse a los buses escaleras, cuanta emoción por Dios...Cuando llegaba al “manguito” (primera sequia donde nos bañábamos) ya sentía el olor a leña, café, arena húmeda, pero sobretodo, el calor de mi hogar.

Ese es mi Retén... Un pueblo que hoy al pasar 100 años desde que el General Gregorio Garzón decidiera instalar allí su sitio de descanso continúa siendo eso, mi sitio de paz, de reposo.  El Retén que pasó de ser corregimiento de Aracataca a ser municipio en 1998.   Mi Retén del alma, cuánto tiempo ha pasado y aún el olvido se campea por tus calles.

El Retén, un nombre siempre unido a Aracataca, a Macondo y que me ha dado tantas y tantas alegrías… Soñar año tras año con pisar tus calles, soñar con verlas pavimentadas, soñar con recuperar la tranquilidad…Pero eso sí… En El Retén he vivido una hermosa historia de amor, porque a mi vida llegó un Argentino Néstor del que me enamoré y que a su vez él se enamoró de mi pueblo, de sus vivencias y con quien hoy cada vez que podemos tomados de la mano caminamos sus polvorientas calles y nos llenamos del aroma de este hogar… Mi hogar… Nuestro hogar...

Retén de mi corazón aunque te encuentres sumido en el olvido, hoy convertido en “cien años de soledad” por la indolencia de sus dirigentes, como dice la canción “quiero pueblito viejo morir aquí en tu suelo, bajo la luz de un cielo que un día me vio nacer”y si no he de morir aquí y mi cuerpo debe reposar en otro sitio, quiero pueblo hermoso que sepas que mi alma está contigo por siempre, porque tú eres “El Retén” que mi vida encontró para ser quien soy…




HISTORIA DEL EL RETÉN


Parroquia San Juan Bautista


El origen de la gente del Retén fue inicialmente en “El Bongo”, el pueblo lleva por nombre El Retén porque el General Gregorio Antonio Garzón Chacón a causa de que la gente que venía de El Bongo, Media Luna, Los Potreros, etc. llegaban y acampaban en El Ranchón de su propiedad. 

Por ese entonces pasaba un ferrocarril a recoger fruta desde Santa Marta, hasta un sector llamado Nicoya, el pueblo estaba rodeado de banano. En 1928 hubo una huelga de los trabajadores en la UNITED FRUIT COMPANY , a causa de los bajos salarios y el exceso de trabajo, a los trabajadores se les pagaba $ 1.20 y pedían $ 1.50 por jornal. Existía la Palma Amarga con la que se construían las casas e igualmente la Palma de Vino, existía el Roble que se sacaba para Barranquilla, además Naranjito, Guásimo, Ceiba Colorada, Canalete, Guayacán, Polvillo y el Carreto que se utilizaba para hacer los durmientes de la línea del ferrocarril. Entre los animales que se encontraban estaba el Zaíno, Maná, Guartinaja, Ñeque, Danta, Pato Picisía, Barraquete, Guacharaca y Ponche. Aparte del Banano se cultivaba Yuca, Maíz, Batata, Ñame, Millo, Auyama, Ajonjolí, Guineo cachaco o Cuatro filos y Frijol. Animales domésticos como el Mulo, Caballo, Bueyes mansos de sillón, Gallinas, Pavo, Pato, Puerco, Chivo, Carnero, Ovejo, Perro, Gato. El comercio se hacía aquí mismo en El Retén y con Aracataca, antiguamente (1915) con El Bongo Viejo. 

El profesor de entonces en la escuela se llamaba Cote Molina. Se construye el primer colegio que era mixto. En ese tiempo no existía atención médica, sino un farmacéutico llamado “Don Emilio” oriundo de Martinica el cual acertaba bastante. En 1934 vino otro practicante que se llamaba Roque de los Ríos Valle, también acertaba mucho. 

1.940 Terminó el tren y se hizo carretera por el trayecto del tren. El primer carro fue la chiva de Juancho Buchar que iba hasta Aracataca y regresaba al Retén. Luego vinieron las chivas de Humberto Daconte, que iban hasta Aracataca y Fundación , aquí recibían los pasajeros que venían en tren desde Santa Marta. En el mismo tiempo existía un telegrafista de apellido Vásquez que fue reemplazado por Joaquín Vega. 

En ese tiempo se crearon barrios nuevos como San Isidro, que albergaron personas que venían de Bolívar. En 1942 se sembraron las primeras arroceras y plantas de Algodón y Ajonjolí, hacia 1950 y 1970 se sacaba bastante arroz (pilado) para Barranquilla, Valledupar y Santa Marta. En 1952 se sembró la primera Palma Africana que la trajo José Antonio Martínez más conocido como “Macoca” . En 1963 se creó el barrio San Miguel con gente de Bolívar, en 1958 se acabó la segunda bananera por esto hubo una crisis para los trabajadores y el banano sirvió para el sustento de las familias pobres. 

La primera policía vino en 1952, la que llamaban la “Chulavita” que perseguían a los liberales, bajo el mando de Laureano Gómez y en ese tiempo en el Retén la mayoría eran liberales los cuales se decían conservadores para evitar problemas. Los soldados se llevaban a los civiles para prestar el servicio militar, no había cura pero venía de Aracataca para las fiestas patronales que se hacían el 24 de junio, para bautizos, matrimonios y funerales. 

Además en el mismo tiempo se cogían Bocachicos grandes era muy abundante el Ponche y el Bagre. Existía maquinaria de varios tipos como FORD, OLIVER, MIXTON, MASSEY FERGUSSON, JOHN DEER, CASE, ( tractores ) que funcionaban algunas con Tractorina y otras con Gasolina Y ACPM. Hacia 1956 José Martínez trajo la primera Combinada.

En 1953 se terminó de construir la iglesia San Juan Bautista, la campana era un riel de línea, y la inauguró el padre Angarita cuya devoción la trajo la familia Melo que vino de Ciénaga, en el mismo año se construyó el parque Central por parte de los españoles. 

En 1963 se crean los barrios Campo Murcia y San Miguel con gente de Santana y Bolívar.

En 1972 se desbordó el Río Fundación por la partidura del dique lo cual causó inundación a la mitad del pueblo, enfermedades, pérdida del ganado y se ahogó una niña que se halló enganchada en los alambres de las cercas. 

En 1976 comenzó a funcionar el Colegio Cooperativo El Retén y en este mismo año se crea la cooperativa sucursal “COOAGRIMAG” , se dice la bonanza de la Marihuana porque El Retén era zona de embarque, algunos aprovecharon y cambiaron de situación económica, mientras que los campesinos fueron los más afectados por el alza de precio de los alimentos y el desplazamiento, hubo una generación de jóvenes que consumían marihuana y cocaína de los cuales muchos murieron otros fueron asesinados y otros se fueron. 

Hacia 1982 se construyó la Bocatoma para quitarle fuerza al Río Fundación.

Entre 1986 y 1987 comienza a funcionar el Acueducto. 

En 1982 se agudizó la violencia, se hacían caer los aviones en los playones de la Ciénaga Grande para robarles a los gringos los mataban y enterraban los aviones. Luego los narcotraficantes mataban a los campesinos por falsa información sobre la pérdida de las caletas que traían en carros y aviones. En 1988 mataron al profesor Euclides Lizarazo oriundo de El Bongo, el cual fue poeta e historiador y comulgaba con las ideas del profesor Luis Torres Mora, Lizarazo fundó la Defensa Civil, y fue el primer rector del Colegio Cooperativo El Retén.

En 1987 el retenero Fidel Basa fue campeón mundial de boxeo, en el mismo año vino el primer canal de televisión RCN, por esta razón se hace famoso a nivel mundial El Retén. 

En 1985 el retenero Jacobo Pérez Escobar fue gobernador del Magdalena, siendo abogado constitucionalista, bajo su gobierno se construye la Casa de la Cultura y el Parque San Miguel.

En 1985 siendo tesorera de Aracataca Silvia R. de Villalobos presentó al comité Pro-desarrollo del Retén un informe de demostración sobre las bases legales de este mismo para convertirse en Municipio. 

En 1989 sale la primera promoción de bachilleres del Colegio Cooperativo El Retén, a comienzos de esta década se retira de la docencia pública la profesora Rita Hernández, es poeta, escritora e historiadora conocida comúnmente como “Seño Rita “ quien dio clases en El Retén durante 35 años. 

En 1990 Jacobo Pérez Escobar aspira a ser uno de los representantes de la Constituyente no siendo elegido, y en 1991 es nombrado Secretario General de la Constituyente. También en el mismo año aparecen por tercera vez las bananeras, trayendo como consecuencia la valorización de las tierras, la nivelación en el nivel de inflación desaparecen los cultivos más importantes como el arroz, aumentan los niveles de contaminación del medio ambiente a causa de las fumigaciones con avionetas, aparecen las enfermedades en los niños y adultos como las diarreas. Casi el 90 % de los trabajadores de las bananeras no son de El Retén generando desempleo y pobreza en la región. 

La gente del Retén se moviliza en 1993 para protestar por el cambio de la operadora local de TELECOM por una foránea, también se inicia el movimiento de promunicipalización liderado por Cristina Vega. 

En 1996 este movimiento apoyado por el pueblo se toma la gobernación el 22 de marzo, para presionar por la presencia de los diputados en el segundo debate del proyecto “Retén - Municipio” que conformaría el quórum para decidir el futuro del proyecto. 

El 3 de mayo de 1996 fue firmada la ordenanza, y el 28 de junio se dio el referéndum para ratificar la decisión del pueblo, el 22 de septiembre se dieron las primeras elecciones por decisión popular quedando elegida por mayor número de votos la primera Alcaldesa, Cristina Vega Ospino. 



1 comentario:

  1. Genial conocer la historia de tu pueblo. Leer y ubicarse en el tiempo. me emociona saber que la bocatoma tiene casi mi misma edad :3 un año menor.. Saludos de un Retenero que ahora vive en Santa Marta, pero que no olvida a su pueblo.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...