jueves, 26 de marzo de 2015

LOS BELTRÁN PUPO Y LA RADIO COSTEÑA.

La historia de toda una familia que se han dedicado a la Radio


RAMÓN BELTRÁN PUPO

Por Raúl Ospino


La familia Beltran, han sido forjadores de toda una época de la radio colombiana, sobre todo la costeña. 



PRIMERA GENERACIÓN: Ramón y Remberto Beltrán Pupo.



SEGUNDA GENERACIÓN: Junior, Alberto, Antonio, Javier, Ramoncito y Joaquín Beltrán.



TERCERA GENERACIÓN: Javier, Luis Iván, Remberto, Pupy, Megan y Allan Mauricio Beltrán.



CUARTA GENERACIÓN: Javier Eduardo Beltrán.



RAMÓN BELTRÁN PUPO:

 Nació en Magangué en 1929, vivió por muchos años en Fundación con su esposa Olga Herrera.

HUELE A SEMANA SANTA

En vísperas de la celebración católica más grande del año, en las calles se empiezan a sentir los aromas alusivos a esta temporada.





Para esta época de cuaresma el entorno va cambiando, se nota como la ciudad se prepara para un tiempo especial, sólo restan unos días, para la Semana Santa y todo se torna distinto, el sol vuelve a resurgir con fuerza y las brisas comienzan a menguar anunciando una primavera.

Durante este tiempo se percibe un color morado y un olor peculiar que aunque durante todo el año, había conseguido olvidar, ese olor a chimeneas humeantes de incienso quemado, cuyo aroma consigue subirse al hombro de los paseantes y llegar hasta sus casas.

Y es que con la Semana Mayor llegan sus olores característicos, que evocan un clima de limpieza y purificación espiritual. En las calles, especialmente las de su centro y mercado, la venta de hierbas y esencias típicas de la temporada se incrementa conforme pasan los días y se acerca la época de recogimiento y reflexión.

El sahumerio —una mezcla de incienso, mirra, estoraque, romero, laurel, eucalipto y alhucema— es un aroma que se ha vuelto característico en la Semana Santa y que es producto de la creatividad de los comerciantes para abaratar los costos del incienso. 

Igualmente los fieles para ahorrarse los costos de un turíbulo, acuden a la creatividad recicladora, toman una lata la perforan para oxigenar el carbón y le colocan un alambre para poder sujetarlos y batirlos







lunes, 23 de marzo de 2015

JOSÉ BARROS, EL GRAN CANTOR DEL RíO: SU HISTORIA

El autor del libro José Barros: cien años del cantor del río, cuenta la historia del compositor costeño que escribió canciones en tiempo de bolero, currulao, vallenato, pasillo y cumbia. A sus 100 años de su natalicio.




POR: RAFAEL BASSI LABARRERA

El Heraldo



En el centenario del nacimiento del maestro de maestros, José Benito Barros, creador de cientos de composiciones del cancionero popular colombiano. Barros Palomino nació en El Banco, Magdalena, el 21 de marzo de 1915. Desde allí exaltó la cumbia y las raíces vernáculas del folclor colombiano. 

Escribió canciones en tiempo de bolero, currulao, vallenato, pasillo, cumbia. Recordado también como creador del Festival de la Cumbia, para apoyar a los compositores musicales y a los exponentes dancísticos. Murió el 12 de mayo de 2007. 

El Parque Cultural del Caribe en asocio con FestiCumbia Fundación José Barros diseñan el programa para festejar el próximo año el centenario de su natalicio con la ilusión de que el Ministerio de Cultura declare al 2015 el Año de José Barros Palomino, como en su momento lo hizo con el maestro Lucho Bermúdez, también orgullo cultural nacional.


Hace ya ocho años que partió a navegar en otra dimensión el creador de la más bella cumbia colombiana: La piragua. Benito, como le llamaban sus amigos cercanos, falleció la madrugada del 12 de mayo de 2007 en Santa Marta a la edad de 92 años, había nacido el 15 de marzo de 1915, en El Banco (Magdalena), o sea que el próximo año debemos celebrar con tambora, guache y llamador el centenario del natalicio del Gran Cantor del Río. 


PREOCUPANTE REALIDAD FUNDANENSE


Algunos resultados de cómo es la salud sexual y reproductiva de los habitantes de Fundación, dan muestra de una población totalmente vulnerable




Revista Semana, 22 de Marzo del 2015.

Hace pocas semanas, un grupo de expertos de Profamilia, apoyados por Usaid, viajaron a Fundación, Magdalena, para hacer una medición inédita en Colombia: querían saber, mediante una encuesta -a 900 mujeres, entre 13 y 49 años-, y a 900 hombres, entre 13 y 69-, cómo es la salud sexual y reproductiva de los habitantes de esa población, duramente golpeada por el conflicto armado. 

Los resultados se conocerán completos este jueves 26 de marzo, pero SEMANA obtuvo algunos de los datos más apabullantes:

92 %
 de los hogares pertenecen al estrato 1.

50,1 % de la población de Fundación es menor de 19 años.

60 % de las mujeres de 19 años ya es madre o está embarazada.

22,2 % de las menores de 19 años ya son madres o están embarazadas.

21,7 % de las madres menores de 19 años son víctimas del conflicto.

44,4 % de las mujeres no usa métodos anticonceptivos.

52,9 % de los hombres tampoco lo hacen.

71 %
 de las mujeres ha sido víctima de algún tipo de violencia psicológica.


Nuestro municipio presenta cifras alarmantes de descomposición social, moral y económica.


lunes, 16 de marzo de 2015

BERNARDO LÓPEZ ESCALONA

Parte fundamental de la historia inicial de Fundación.



JOSÉ BERNARDO LÓPEZ ESCALONA


Nació en Valencia de Jesús (Cesar), en junio de 1862 y muere en Fundación el 15 de marzo de 1825 a la edad de 62 años.

Hijo de la Cienaguera Justa Matilde Escalona (abuela de Rafael Escalona, reconocido cantautor de música vallenata) y de Manuel de Jesús López Picassa.

Vivió por la sabana de Camperucho, en los Venados (César), donde se casó con Rosa Valera, de cuya unión nacieron Santo Domingo López Valera y Dimas López Valera (padre de Dimas Segundo López González, ex Notario y ex Alcalde de Fundación).

Enviuda y alrededor del año 1896 traslada su residencia a Aracataca donde vivía una hermana suya: Sebastiana López Escalona, quien estaba casada con el cienaguero José del Rosario Durán, padres del general José del Rosario Durán.

Por esa época adquiere una finca ubicada en lo que hoy es el corregimiento de Buenos Aires y se casa en Aracataca con doña Beatriz Campbell (nieta del sir George Campbell), de esta nueva unión nacen Manuel de Jesús López Campbell (Padre de Flora y Bernardo López Silva; ex alcalde de Fundación) y María López Campbell de Vásquez.

Para el año 1904 tenía sociedad de ganadería con el señor Manuel Faustino Mojica.

Doña Beatriz Campbell
Esposa
El 9 de julio de 1908, Manuel Faustino Mojica le vende a Don Bernardo, quien era su socio en ganadería, las mejoras y la posesión que ejercía sobre la división de La Envidia y sobre los cuales había una disputa de dominio, ya que éstos habían sido adjudicados al general Sergio Manuel Rosellón. 

Esta compra incluía el rancho, los corrales, pastos y cultivos de plátano y guineo que Faustino había levantado años atrás en ese predio. Esta mejora y su corral estaban ubicadas en lo que hoy es, la cancha del colegio de la Sagrada Familia.

En el lugar de las mejoras y corrales don Bernardo construye su vivienda, en donde vivió con su esposa e hijos hasta su muerte. Sus descendientes vendieron este predio a las hermanas Terciarias Capuchinas, donde instalaron el Colegio de la Sagrada Familia.

Los límites de la Envidia, estaban en disputa entre Manuel Faustino Mojica y el General cienaguero Sergio Rosellón. Por este motivo y en razón a esta compra, el general se enemistó con don Bernardo, a tal punto que en un par de ocasiones sufrió atentados de muerte, que afortunadamente no lograron cegar su vida, en razón a que lograba desarmar a los sicarios contratados por Rosellón.

Para el año 1908, La Envidia había pasado de ser un potrero a un naciente caserío, que hasta el día de hoy no ha parado de crecer.

En 1908, Don Bernardo le vendió a la Colonia Penal Agrícola en Buenos Aires, la finca que poseía en ese lugar y donde luego se construyó el Penal que le dio acogida a presos de todo Colombia, con la finalidad de que se resocializaran desmontando esta finca, construyendo caminos, canales de riego y sembrando guineo.

Don Bernardo fue depositario de la Colonia Penal Agrícola de Buenos Aires, cargo que desempeñó por poco tiempo.



En 1911 fue nombrado Comisario (lo que hoy se entiende como Inspector) del floreciente y naciente caserío "La Envidia" hoy Fundación.

El General Sergio Manuel Rosellón falleció los primeros días del mes de diciembre de 1914 y enseguida Don Bernardo comenzó a buscar la manera de adquirir de sus herederos el predio en disputa desde la época de Faustino Mojica. 

Y fue así que el 17 de marzo de 1917, mediante la Escritura publica No. 19, de la Notaría de Aracataca y por intermedio de su sobrino el general José Rosario Duran López, Don Bernardo adquirió de la viuda de Sergio Rosellón, Doña María Cruz Villamíl de Campo, las divisiones Civilizadas de la Finca "San Francisco de Fundación".

Con esta compra se termina la controversia que existía por la posesión del predio del que casi le cuesta la vida. La viuda del general Rosellón desconocía, que el verdadero comprador era don Bernardo López.

El General Durán fue figura muy importante de esta región, fue determinante en el desarrollo del naciente pueblo de Aracataca: militar, empresario bananero y político, dirigió el liberalismo de Aracataca por más de cincuenta años.

Era tan influyente la figura del General Durán, que la llegada por ejemplo de los Márquez Iguarán (abuelos de García Marquez) a Aracataca no fue producto del azar, sino de una elección. El abuelo de Gabo tuvo, por lo menos, tres buenas razones para afincarse finalmente en Aracataca: desde los días finales de la guerra de los mil días, conocía la paz y la fertilidad de sus tierras y Aracataca era entonces uno de los centros álgidos de la explotación bananera, tenía allí amigos y ex compañeros de armas, como el general José Rosario Durán quien fue determinante en esas decisión. Así que, a finales de agosto de 1910, arribó con su familia, su servidumbre y sus numerosos baúles en el tren amarillo que el nieto haría célebre en sus novelas. Por ello la viuda del General Rosellón no dudó un instante en venderle la Finca San Francisco de Fundación (hoy Fundación) al General Durán. 

Luego de esa adquisición, Don Bernardo López, legaliza los predios que había vendido mediante documento privado a los primeros pobladores del naciente caserío La Envidia y además comienza a lotear y vender otros, tales como la calle cuarta o de las Carreras, y todo el costado sur de la Envidia, contribuyendo enormemente a la conformación del mallaje urbano del nuevo poblado que luego se convertiría en Fundación. 

Igualmente donó muchos otros lotes, como el del actual cementerio. Y su familia siguiendo su ejemplo donó el lote donde se construyó el parque el Carmen, así como el terreno donde se construyó el Hospital San Rafael y la Parroquia María Auxiliadora. 

Lleva su nombre un importante Barrio de Fundación, como lo es el San Bernardo. Algunos de sus herederos aún conservan una franja de la Finca San Francisco de Fundación, como lo es la finca la Fe, ubicada en inmediaciones de la nueva planta de tratamiento de Agua potable de Fundación, frente al barrio Altamira, propiedad de los herederos de su hija doña María López de Vasquez.

Don Bernardo, fue un labriego que supo mezclar hábilmente su capacidad por el campo. Dejó su tierra luego del ambiente de desidia y abandono en que había quedado el país terminada la guerra de los mil días. Llegó a Aracataca motivado por su hermana, buscando un mejor porvenir y en estos suelos lo consiguió, primero en parte de lo que hoy es Buenos Aires y sus veredas y luego en lo que hoy es Fundación. Se dedicó a la ganadería y a los productos de pan coger, y sobre todo a forjar una gran familia, que goza de mucho aprecio entre los Fundanenses. 

Con el producto de la venta de su finca a la Colonia Penal en Buenos Aires, compra primero a Manuel Faustino Mojica y luego a la Viuda del General Sergio Rosellón la Finca San Francisco de Fundación, y con ello nace una nueva aventura y es la de dedicarse a lotear la finca, para todos aquellos en busca de vivienda, quienes atraídos por el Ferrocarril de Santa Marta, veían en el naciente caserío de La Envidia una oportunidad de vida y de actividad comercial. 

Don Bernardo fue igualmente dueño de la finca Macondo, en inmediaciones de un cacerío del mismo nombre, hoy desaparecido. 

Don Bernardo abrazó el protestantismo, y es quizás el primero en tener ese credo en el naciente poblado.

Algunos descendientes de su familia han ocupado cargos de importancia en la ciudad, como su nieto Dimas Lopez González, que fue Alcalde y notario de Fundación; así como su sobrino y ahijado Santiago Campbell que fue Alcalde y personero; su nieto Bernardo López Silva quien igualmente fue Alcalde; y Orlando Vásquez que ha sido secretario de Despacho, entre otros. 




Tumba de Bernardo López Escalona
Cementerio San Rafael
Quizás es el resto más antiguo 

que tiene el cementerio

Murió a la edad de 62 años en Fundación, un 15 de marzo de 1925, y fue sepultado en el cementerio que el mismo había donado, pidiendo que sus despojos mortales fueran enterrados tres metros bajo tierra, para que nunca fuera sacado de ese lugar.

Su esposa doña Beatriz Campbell, murió en Barranquilla en febrero de 1938.



OTRAS GRÁFICAS



Placa en su tumba
En el Cementerio San Rafael





Dimas López Varela
En la Finca Macondo
Hijo de su primer matrimonio

Manuel de Jesús López Campbell
Hijo
Papá de Bernardo y Flora López Silva

DOÑA MARÍA LÓPEZ CAMPBELL
Hija



María López Campbell
Hija
En la foto con su esposo, don Orlando Vásquez Rudas


Dimas López González
Nieto
Ex Alcalde y Notario de Fundación

Santiago E. Campbell
Sobrino y ahijado
Ex Alcalde de Fundación


BERNARDO LÓPEZ SILVA
Nieto
Ex Alcalde de Fundación








.

sábado, 14 de marzo de 2015

DON PEPE FIORENTINO

Un Italiano que trajo progreso a Fundación





Giuseppe Fiorentino Posteraro, nació en Scalea, Italia un 11 de Marzo de 1937, en una época en donde en Europa se daba la penosa segunda guerra mundial.

Murió en Fundación, el 13 de Marzo del 2015.


Fueron sus padres: Rocco Fiorentino y Adelina Posteraro, y sus hermanos: Antonio, Geltrude, Violetta, Carmela, Ida, Anna Rita, Gina y Franca.


A sus 20 años decidió venir a probar mejor suerte a Colombia, invitado por su hermano don Antonio Fiorentino (quien ya había llegado a Colombia unos años antes, el 24 de julio de 1954, por el puerto de Cartagena en el buque Marco Polo) y por su tío don Pepe Posteraro Scopetta.

A Don Pepe le llamó poderosamente la atención el gran auge comercial de Fundación y la calurosa acogida que esta ciudad da siempre a propios y extraños, por ello decidió quedarse en estas tierras, donde desarrolló una gran y variada actividad Comercial, de la Construcción y de la Política.

Una vez llegado a Fundación, trabajó con su Tío - Don Pepe Posteraro- en el Almacén Posteraro, al frente del Cementerio San Rafael, y con él aprendió el arte del comercio.


En su juventud


En década de los sesenta fundó la mejor estación de gasolina de ese  momento en Fundación, patrocinada por la multinacional Mobil, denominada "Estación 29 de Julio", nombre en honor a su hijo Roque, quien había nacido en esa fecha. Esta estación contaba con surtidores de última generación, hasta de kerosene y petroleo. Su inauguración fue un evento majestuoso y de gran recordación. 

Tuvo otras gasolineras como la de la "Vial" o bomba de Pepito como cariñosamente era llamada y la de la Vuelta el Torito en Aracataca

También tuvo un deposito de víveres y abarrotes llamado Almacén Fiorentino, en la parte baja de su domicilio.

Almacén Fiortentino. Foto decada de los 70
Edificación en granito, moda de esa época.
Eran sus vecinos los Iguaran y la cárcel  "La Sur"
El barrio el Carmen aún era una potrero


En Fundación, contrae matrimonio con doña Laudith Mojica, en  abril de 1962 en la Iglesia de San  José de Aracataca, de cuya unión nacen: Roque (Arquitecto), Laudith "La Mami" (Arquitecta), Antonio (Abogado), Remo y Carmelo Fiorentino (médico).

La familia como es costumbre entre los Italianos, era su mayor activo, y por ello la suya goza de gran estima entre los Fundanenses por su ejemplar unidad filial. 

Don Pepe fue un anfitrión como pocos, era frecuente que sus amistades fueran invitados a cenar deliciosos platos de recetas italianas, en donde no faltaban las pastas.

Amaba a Fundación, como a su amada familia y a su lejana Italia, la que un día lejano en su juventud dejó para echar raices en este lado del mar.



Con su esposa, hijos y nietos


Pepito, como cariñosamene lo llamaban los Fundanenses, era un hombre trabajador y tesonero, urbanizó varios sectores de esta comarca, lo que lo hizo un destacado constructor. Pionero en la edificación de varios pisos de altura, en la década del 70 construye el primer edificio de 4 pisos en Fundación, al que le colocó por nombre su apellido. Es una bella obra arquitectónica que aún conserva su diseño y fachada original. 

También construyó varios edificios como el ubicado frente al club Fundación y que le coloco por nombre Scalea, en honor a su cuidad natal, Igualmente construyó otro edificio al frente del desaparecido Colegio Sagrado Corazón. 

Fueron también varias las viviendas levantadas por él, algunas de ellas frente al Parque Rotario.

Le comentaba a sus amistades que muchos le sugerían construir en Barranquilla o Santa Marta ya que su valorización sería superior, pero él les contestaba que que invertía en Fundación en razón a que esta ciudad le había dado "todo", y concluía: "De este pueblo me iré el día que parta a la eternidad". 

Y así fue, ni el secuestro de que fue victima, ni la presencia de los grupos al margen de la ley, lo hicieron desistir de su deseo de permanecer en esta ciudad hasta el día de su muerte.


Edificio Fiorentino
Funciónó el Banco del Comercio.
A su lado estaba el teatro Paraíso y al frente la Droguería Colombia



Igualmente don Pepe fue un connotado miembro del Partido Conservador, varias veces elegido Concejal de esta ciudad y candidato a la Alcaldía.

Para ello y dado en gran amor que tuvo por Fundación, renunció a su nacionalidad Italiana y adquirió la Colombiana en el año 1986.

Su candidatura a la Alcaldía fue en el año 1990 y posteriormente fue Concejal en los periodos 1994-1996 y 1998-2000.

Su hijo Antonio Fiorentino, también fue aspirante a la Alcaldía de la esquina del progreso y su yerno Josue Rueda fue concejal de la villa encantadora.



Don Pepe al nacionalizarse como Colombiano.
Le toma el juramento el Alcalde Bernardo López Silva
Lo acompaña su gran amigo de luchas políticas Don Hernan Gómez Peláez
Igualmente los doctores Eduardo Arevalo Vivic
y Dino Manco Lora.





En el año 2010, fue condecorado por la administración municipal en cabeza del Alcalde Libardo García Nassar y por el Concejo municipal. Por su muy merecida trayectoria al servicio del progreso de los Fundanenses.


Rodeado de su Familia, el día que fue condecorado por su vida y obra a favor de los Fundanendes

En los últimos años de su vida sufrió una penosa enfermedad que le fue mermando su ímpetu constructor y su liderazgo político y social. Pero no le faltó el cuidado, ni el amor de su familia.

Dos días antes de su muerte celebró su cumpleaños numero 78, rodeado de su esposa, hijos, nietos, familiares y amigos. 

Para ello celebraron una Santa Misa y le dedicaron canciones al son de la música ranchera


Las tortas de su último cumpleaños
El año en que llega a Colombia, en el que se nacionaliza y en el que Fallece


Dos días antes de su muerte
En su Cumpleaños 78

Murió rodeado de su familia en la noche del 13 de Marzo del 2015.  Fue velado en su casa, luego llevado al Concejo Municipal a que recibiera honores en cámara ardiente, para ser luego ser sepultado en el cementerio San Rafael.





OTRAS GRÁFICAS


Siempre velando por la unidad de su familia









Con su paisano y pariente, Don Vicente Calvano




El día de la boda de su hija


Con su nieta








Con su amada e inseparable Laudith


Con toda su familia. Esposa, Hijos, nietos, nueras y yerno




Con sus Hijos

En el grado de su nieto Jose Carlo




Dos días antes de partir al cielo, en su cumpleaños 78



Recibiendo por última vez el cuerpo de Cristo





jueves, 12 de marzo de 2015

HAGAMOS DEPORTE: CUMPLE 32 AÑOS AL AIRE

El programa más antiguo de la radio Fundanense

Ángel Medina Castro


Bajo la dirección de Angel Medina Castro, el espacio radial “Hagamos Deporte” cumple hoy 12 de marzo 32 años de estar al aire, en el cual el objetivo es difundir la actividad físico muscular teniendo como prioridad el deporte local.

Este programa deportivo se inició un 12 de marzo del año 1983 en la emisora "La Esquina del Progreso". El programa fue fundado por el periodista Ángel Medina Castro y desde entonces se ha mantenido como insignia del municipio de Fundación, convirtiéndose en el programa más antiguo de la radio Fundanense.

Grandes periodistas y personalidades vinculadas al deporte pasaron por este espacio radial como: Rafael Castañeda Navarro, Felipe Cardoso, julio Bolaño, William Cesar De la Hoz, Rafael Castañeda Amashta, José Pepe Rubio, José Luis Pérez, José Luis Guerra, Jesús María Pareja, Rubén Anillo Anillo, Saúl Pertuz, José Gregorio Squea, Iván Pedraza, José Arévalo, José Rodríguez, Juan Fandiño, Marcos Reales, Alexander Berdugo, Pedro Fabián, Ramón De la Cruz, Oscar Pedraza Piña, Nacira López, entre otros periodistas.

Hagamos Deporte se emite en la actualidad en la emisora comunitaria Impacto Stereo, en el horario de las 12 meridiano.


domingo, 8 de marzo de 2015

MUSEO DE ORO TAIRONA

Nueva mirada al pasado

El Museo del Oro Tairona de Santa Marta se abrió al público desde fin de año.

Por: EDUARDO LONDOÑO
Santa Marta: sede del Museo del Oro Tairona. Casa de la Aduana.
Foto: Cortesía Banco de la República
Foto: Cortesía Banco de la República
En la ciudad de Santa Marta hay una plaza
En la plaza hay una esquina
En la esquina hay una casa
En la casa hay un museo
En el museo está la gente de Santa Marta
La gente en el museo
El museo en la casa
La casa en la esquina
La esquina en la plaza
La plaza en la ciudad de Santa Marta
La lúdica de una retahíla convoca al nuevo Museo del Oro Tairona –Casa de la Aduana, frente al Parque de Bolívar, en el corazón de la capital del Magdalena–. La mítica Casa de la Aduana, que ya era centenaria cuando en esta fue velado en cámara ardiente el cuerpo sin vida de Simón Bolívar, fue totalmente restaurada por el Banco de la República. Libre de las amenazas de maderas carcomidas, estrenando techo de teja española, samarios y turistas la visitan como era en 1730, cuando algunos privilegiados descubrían una de las 3 viviendas de 2 pisos que por casi un siglo habría en la ciudad: una maravilla de los sabios alquimistas de Macedonia.
La entrada es libre para todos, por lo que, para escampar el sol o el aguacero, da gusto llegar a su patio colonial donde la fresca sombra del árbol de trébol se dibuja sobre los pisos de arcilla cocida y las arcadas de gruesas paredes encaladas. Espacios generosos acogen en el primer piso otra maravilla del pasado: jaguares y hombres-jaguares en cerámica, murciélagos de piedra verde, águilas de oro. El Museo del Oro Tairona nos lleva más allá de la Conquista, incluso antes del periodo Tairona, a un tiempo donde la gente del período Nahuange (entre el 200 y el 900 de nuestra era) representaba felinos regordetes. En el período Tairona la Sierra Nevada se cubre de caminos y ciudades de piedra, de terrazas de cultivo y plazas públicas donde brillan los pectorales y narigueras de poderosos caciques-sacerdotes. Cada objeto de oro en las vitrinas describe con detalle la vida del pasado.
Al subir al segundo piso cambian los temas. Los objetos encontrados en las excavaciones arqueológicas de la casa –fragmentos de porcelana importada, de ollas de barro con remembranzas taironas o con detalles de influencia africana, un cepillo de dientes republicano– introducen una completa historia regional. Más allá, la sala La gente del Magdalena celebra la rica diversidad de hoy: indígenas, pescadores, afrocolombianos, la gente del río Magdalena, todos tuvieron que ver con la forma como se vería representado su patrimonio cultural, sus tradiciones y gastronomía. Y está también la sala que conmemora al Libertador, donde en un video los samarios recuerdan a quien murió en San Pedro Alejandrino. Una línea cronológica recoge toda la vida del prócer –y los sufrimientos, batallas y amores de un hombre excepcional.
Este, como todos los museos, no está hecho para recorrerse en una sola vez. Cada vitrina, cada tema, nos hace soñar y nos transforma, a veces en piratas, a veces en indígenas o en defensores de la libertad. Cada vez que vamos nos entendemos más. Menos mal que en Santa Marta siempre hace calor y a veces llueve, por lo que siempre habrá excusa para entrar.
Por Eduardo Londoño
Jefe de Divulgación. 
Museo del Oro del Banco de la República.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...