lunes, 16 de marzo de 2015

BERNARDO LÓPEZ ESCALONA

Parte fundamental de la historia inicial de Fundación.



JOSÉ BERNARDO LÓPEZ ESCALONA


Nació en Valencia de Jesús (Cesar), en junio de 1862 y muere en Fundación el 15 de marzo de 1825 a la edad de 62 años.

Hijo de la Cienaguera Justa Matilde Escalona (abuela de Rafael Escalona, reconocido cantautor de música vallenata) y de Manuel de Jesús López Picassa.

Vivió por la sabana de Camperucho, en los Venados (César), donde se casó con Rosa Valera, de cuya unión nacieron Santo Domingo López Valera y Dimas López Valera (padre de Dimas Segundo López González, ex Notario y ex Alcalde de Fundación).

Enviuda y alrededor del año 1896 traslada su residencia a Aracataca donde vivía una hermana suya: Sebastiana López Escalona, quien estaba casada con el cienaguero José del Rosario Durán, padres del general José del Rosario Durán.

Por esa época adquiere una finca ubicada en lo que hoy es el corregimiento de Buenos Aires y se casa en Aracataca con doña Beatriz Campbell (nieta del sir George Campbell), de esta nueva unión nacen Manuel de Jesús López Campbell (Padre de Flora y Bernardo López Silva; ex alcalde de Fundación) y María López Campbell de Vásquez.

Para el año 1904 tenía sociedad de ganadería con el señor Manuel Faustino Mojica.

Doña Beatriz Campbell
Esposa
El 9 de julio de 1908, Manuel Faustino Mojica le vende a Don Bernardo, quien era su socio en ganadería, las mejoras y la posesión que ejercía sobre la división de La Envidia y sobre los cuales había una disputa de dominio, ya que éstos habían sido adjudicados al general Sergio Manuel Rosellón. 

Esta compra incluía el rancho, los corrales, pastos y cultivos de plátano y guineo que Faustino había levantado años atrás en ese predio. Esta mejora y su corral estaban ubicadas en lo que hoy es, la cancha del colegio de la Sagrada Familia.

En el lugar de las mejoras y corrales don Bernardo construye su vivienda, en donde vivió con su esposa e hijos hasta su muerte. Sus descendientes vendieron este predio a las hermanas Terciarias Capuchinas, donde instalaron el Colegio de la Sagrada Familia.

Los límites de la Envidia, estaban en disputa entre Manuel Faustino Mojica y el General cienaguero Sergio Rosellón. Por este motivo y en razón a esta compra, el general se enemistó con don Bernardo, a tal punto que en un par de ocasiones sufrió atentados de muerte, que afortunadamente no lograron cegar su vida, en razón a que lograba desarmar a los sicarios contratados por Rosellón.

Para el año 1908, La Envidia había pasado de ser un potrero a un naciente caserío, que hasta el día de hoy no ha parado de crecer.

En 1908, Don Bernardo le vendió a la Colonia Penal Agrícola en Buenos Aires, la finca que poseía en ese lugar y donde luego se construyó el Penal que le dio acogida a presos de todo Colombia, con la finalidad de que se resocializaran desmontando esta finca, construyendo caminos, canales de riego y sembrando guineo.

Don Bernardo fue depositario de la Colonia Penal Agrícola de Buenos Aires, cargo que desempeñó por poco tiempo.



En 1911 fue nombrado Comisario (lo que hoy se entiende como Inspector) del floreciente y naciente caserío "La Envidia" hoy Fundación.

El General Sergio Manuel Rosellón falleció los primeros días del mes de diciembre de 1914 y enseguida Don Bernardo comenzó a buscar la manera de adquirir de sus herederos el predio en disputa desde la época de Faustino Mojica. 

Y fue así que el 17 de marzo de 1917, mediante la Escritura publica No. 19, de la Notaría de Aracataca y por intermedio de su sobrino el general José Rosario Duran López, Don Bernardo adquirió de la viuda de Sergio Rosellón, Doña María Cruz Villamíl de Campo, las divisiones Civilizadas de la Finca "San Francisco de Fundación".

Con esta compra se termina la controversia que existía por la posesión del predio del que casi le cuesta la vida. La viuda del general Rosellón desconocía, que el verdadero comprador era don Bernardo López.

El General Durán fue figura muy importante de esta región, fue determinante en el desarrollo del naciente pueblo de Aracataca: militar, empresario bananero y político, dirigió el liberalismo de Aracataca por más de cincuenta años.

Era tan influyente la figura del General Durán, que la llegada por ejemplo de los Márquez Iguarán (abuelos de García Marquez) a Aracataca no fue producto del azar, sino de una elección. El abuelo de Gabo tuvo, por lo menos, tres buenas razones para afincarse finalmente en Aracataca: desde los días finales de la guerra de los mil días, conocía la paz y la fertilidad de sus tierras y Aracataca era entonces uno de los centros álgidos de la explotación bananera, tenía allí amigos y ex compañeros de armas, como el general José Rosario Durán quien fue determinante en esas decisión. Así que, a finales de agosto de 1910, arribó con su familia, su servidumbre y sus numerosos baúles en el tren amarillo que el nieto haría célebre en sus novelas. Por ello la viuda del General Rosellón no dudó un instante en venderle la Finca San Francisco de Fundación (hoy Fundación) al General Durán. 

Luego de esa adquisición, Don Bernardo López, legaliza los predios que había vendido mediante documento privado a los primeros pobladores del naciente caserío La Envidia y además comienza a lotear y vender otros, tales como la calle cuarta o de las Carreras, y todo el costado sur de la Envidia, contribuyendo enormemente a la conformación del mallaje urbano del nuevo poblado que luego se convertiría en Fundación. 

Igualmente donó muchos otros lotes, como el del actual cementerio. Y su familia siguiendo su ejemplo donó el lote donde se construyó el parque el Carmen, así como el terreno donde se construyó el Hospital San Rafael y la Parroquia María Auxiliadora. 

Lleva su nombre un importante Barrio de Fundación, como lo es el San Bernardo. Algunos de sus herederos aún conservan una franja de la Finca San Francisco de Fundación, como lo es la finca la Fe, ubicada en inmediaciones de la nueva planta de tratamiento de Agua potable de Fundación, frente al barrio Altamira, propiedad de los herederos de su hija doña María López de Vasquez.

Don Bernardo, fue un labriego que supo mezclar hábilmente su capacidad por el campo. Dejó su tierra luego del ambiente de desidia y abandono en que había quedado el país terminada la guerra de los mil días. Llegó a Aracataca motivado por su hermana, buscando un mejor porvenir y en estos suelos lo consiguió, primero en parte de lo que hoy es Buenos Aires y sus veredas y luego en lo que hoy es Fundación. Se dedicó a la ganadería y a los productos de pan coger, y sobre todo a forjar una gran familia, que goza de mucho aprecio entre los Fundanenses. 

Con el producto de la venta de su finca a la Colonia Penal en Buenos Aires, compra primero a Manuel Faustino Mojica y luego a la Viuda del General Sergio Rosellón la Finca San Francisco de Fundación, y con ello nace una nueva aventura y es la de dedicarse a lotear la finca, para todos aquellos en busca de vivienda, quienes atraídos por el Ferrocarril de Santa Marta, veían en el naciente caserío de La Envidia una oportunidad de vida y de actividad comercial. 

Don Bernardo fue igualmente dueño de la finca Macondo, en inmediaciones de un cacerío del mismo nombre, hoy desaparecido. 

Don Bernardo abrazó el protestantismo, y es quizás el primero en tener ese credo en el naciente poblado.

Algunos descendientes de su familia han ocupado cargos de importancia en la ciudad, como su nieto Dimas Lopez González, que fue Alcalde y notario de Fundación; así como su sobrino y ahijado Santiago Campbell que fue Alcalde y personero; su nieto Bernardo López Silva quien igualmente fue Alcalde; y Orlando Vásquez que ha sido secretario de Despacho, entre otros. 




Tumba de Bernardo López Escalona
Cementerio San Rafael
Quizás es el resto más antiguo 

que tiene el cementerio

Murió a la edad de 62 años en Fundación, un 15 de marzo de 1925, y fue sepultado en el cementerio que el mismo había donado, pidiendo que sus despojos mortales fueran enterrados tres metros bajo tierra, para que nunca fuera sacado de ese lugar.

Su esposa doña Beatriz Campbell, murió en Barranquilla en febrero de 1938.



OTRAS GRÁFICAS



Placa en su tumba
En el Cementerio San Rafael





Dimas López Varela
En la Finca Macondo
Hijo de su primer matrimonio

Manuel de Jesús López Campbell
Hijo
Papá de Bernardo y Flora López Silva

DOÑA MARÍA LÓPEZ CAMPBELL
Hija



María López Campbell
Hija
En la foto con su esposo, don Orlando Vásquez Rudas


Dimas López González
Nieto
Ex Alcalde y Notario de Fundación

Santiago E. Campbell
Sobrino y ahijado
Ex Alcalde de Fundación


BERNARDO LÓPEZ SILVA
Nieto
Ex Alcalde de Fundación








.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...