martes, 25 de agosto de 2015

GENERAL: JUAN JACOBO RESTREPO

Militar, Hacendado y Urbanizador

Personaje importante en el desarrollo inicial de Fundación





El General Juan Jacobo Restrepo González, nació en Andes Antioquia, perteneció al bando liberal en la guerra de los mil días.

Fue comandante de la VI División de los Ejércitos Rebeldes del Cauca y del Istmo de Panamá, bajo las órdenes del General Benjamín Herrera Cortés. Tuvo la concesión de la explotación aurífera del río San Juan en el Chocó en 1904.

Fue uno de los primeros pobladores que tuvo Fundación, y en esta ciudad contribuyó enormemente en su desarrollo Político, Comercial y Urbanístico especialmente con la construcción del barrio las Tablitas en 1920.


BIOGRAFÍA

El General Juan Jacobo Restrepo González, nace aproximadamente en el año 1860, en el Municipio de Andes, Antioquia, de un hogar conformado por Juan Jacobo Restrepo Ramos y Rosalia Josefa Gonzalez Gonzalez. Fueron sus hermanas Leonor y Josefa María Restrepo González.

Contrajo matrimonio Católico con doña Rosalía Uribe Uribe, de Andes, Antioquia. Hija de Jesús María Uribe Vallejo y María Teresa Uribe Quijano; cuyos cuerpos reposan en el Cementerio de San Pedro de Medellín, en el conocido mausoleo del Ángel del Silencio y traído de Italia por la familia. Este matrimonio de celebró en la Parroquia de Andes un 13 de febrero de 1889

De esta unión nacen 4 hijas: Tulia Restrepo Uribe, nacida en 1892 y fallecida en 1928 (dejó una descendencia de 10 hijos y 64 nietos, actualmente sobreviven dos hijas); Sofía Restrepo Uribe (falleció joven, sin descendencia); Leonor Restrepo Uribe (soltera sin descendencia) y María Josefa Pepa Restrepo Uribe, casada y con descendencia de cinco hijos; actualmente sobrevive un hijo.

Los nietos del General producto de este matrimonio son 15, Sobreviven 3.

Los Bisnietos del General son 64, Sobreviven 54.

El padre del General quien también se llamaba Juan Jacobo, fue de los fundadores del municipio de Trujillo, en el Valle del Cauca, e hizo el primer trazado de la línea férrea que une a Cali con Buga.


VIDA MILITAR

Juan Jacobo en su carrera militar llegó a ser General de Colombia, del bando del partido Liberal, peleó en la Guerra de los Mil Días, bajo las ordenes del General Benjamin Herrera.

Combatió en Panamá bajo las ordenes directas del comandante en Jefe de Estado Mayor General Lucas Caballero. Igualmente Peleó en el ejercito unido de Cauca y Panamá. A Panamá llegó siendo Coronel, logrando ascender a General como consecuencia de sus acciones en combate.

Dentro de sus éxitos militares se destacó en la Batalla de Aguadulce (panamá), el 23 de febrero de 1901. Este logro militar le permitió luego llegar a ser Comandante de la V División del Ejercito rebelde del Cauca y Panamá.

Suscribió la llamada Protesta de Pocrí, corregimiento de Aguadulce, en octubre 5 de 1902, mediante la cual se hacían reparos por el trato inhumano dado a los prisioneros de guerra capturados por el bando contrario.

Acabada la guerra el General Restrepo ocupó el cargo de prefecto de la Provincia del Chocó, cuando aún esta pertenecía al Departamento del Cauca, y fue su último prefecto, puesto que este territorio fue creado como Intendencia, mediante el decreto 1347 de 1906, segregándose del Cauca.

Participó en el trazado de la primera carretera que comunico el Chocó con Antioquia. Así mismo integró la comisión que ayudó a definir los límites entre Choco y Antioquia, en representación del primero de los departamentos.

Al general Restrepo le fue otorgada por el General Rafael Reyes, presidente de la República, la concesión para explotar Oro en el Río San Juan (Departamento del Choco). Esta Concesión fue demandada posteriormente ante el Consejo de Estado, siendo este el antecedente que determinó que el subsuelo pertenece a la nación, este principio hoy en día es acogido y elevado a rango Constitucional.

En Istmina, Chocó, tuvo un hijo con Elena Hurtado, llamado Hernando Restrepo Hurtado.





EN EL MAGDALENA


Luego abandona el Chocó y se fue hacer vida civil al Departamento del Magdalena, donde participa activamente, tanto del desarrollo de Aracataca, como del naciente poblado llamado La Envidia (hoy Fundación) de quien fue uno de sus primeros habitantes y un entusiasta constructor de viviendas en el mismo.

El presidente Carlos E. Restrepo le nombró Director de la Aduana de Santa Marta en diciembre de 1909.

Posteriormente fue el primer Secretario General que tuvo la Alcaldía del recién creado Municipio de Aracataca, desde el 20 de julio de 1912. 

También fue Inspector del Ferrocarril de Santa Marta desde abril de 1913.

Hay que resaltar que el General Restrepo fue uno de los primeros pobladores que tuvo La Envidia (hoy Municipio de Fundación), donde en 1913 construyó su vivienda de madera y zinc, que aún existe en la Plaza 7 de agosto y que hoy es propiedad de la familia Calvano.



La foto corresponde a la actualidad, gracias a la conservación de la Familia Calvano


En Fundación contribuyó a su desarrollo político, comercial y urbanístico. Fue el primero que se aventuró en construir viviendas para las personas que se avecindaban en La Envidia, atraídos por el progreso que suscitó en este poblado el Ferrocarril de Santa Marta. Para ello le compró a don Bernardo López Escalona, una franja de terreno de su finca San Francisco de Fundación, en donde construyó el Barrio “Las Tablitas” el 25 de julio de 1920. 

También fue un entusiasta y próspero hacendado. Por su condición de General de la Guerra de los Mil Días, le fue adjudicada por el gobierno la Hacienda “Génova”, Ochocientas (800) hectáreas de tierras para ganadería, ubicada en el antiguo Camino de Camacho (hoy vía a San Gíl). 

Su hijo don Hernando Restrepo se casó con doña Leonor Jacquin, de cuya unión nace en Santa Marta una única hija: Leonor Restrepo Jacquin, de quien fuera su padrino de bautizo el General Restrepo.

Hernando Restrepo fue nombrado Administrador de Hacienda del Magdalena con sede en Santa Marta. Producto de su trabajo descubre un desfalco por parte del Secretario de Telégrafos de dicha Ciudad, un señor de apellido Romero. Motivo por el cual solicita una comisión a Bogotá con el fin de verificar el desfalco.

Don Hernando Restrepo fue asesinado el 31 de diciembre de 1936 a la edad de 30 años, en plena Secretaría de Hacienda de la Gobernación del Magdalena -donde hoy se encuentra construido el Banco de la República-, por el Secretario de Telégrafos de apellido Romero, al sentirse este ultimo descubierto en su ilícito, dejando a su hija Leonor con apenas año y medio de nacida y una viuda joven. 

El General Restrepo muere en Fundación dentro de los ocho días siguientes a este desafortunado suceso, en enero de 1937.

El General fue velado en la capilla del cementerio San Miguel en Santa Marta, y es enterrado junto a su hijo en el mismo Campo Santo.




DE ANDES A MACONDO



BIOGRAFÍA RECOBRADA DE JUAN JACOBO RESTREPO GONZÁLEZ.


Por Gustavo Alberto Zapata Restrepo.


El general Juan Jacobo Restrepo González no ha hecho parte de ninguna relación de personajes nacidos en Andes; sin embargo, su nombre está ligado a la historia del Chocó y de la Zona Bananera y del Departamento del Magdalena y resurge cuando se estudian con detenimiento los acontecimientos militares del Istmo de Panamá durante la guerra fratricida de los mil días. Pero, ¿qué importancia puede tener uno de tantos generales en una época en la que las contiendas civiles entre colombianos era tal vez el único deporte nacional?. Se ascendía entonces, en los escalafones castrenses, por la valentía en los combates y en no pocas ocasiones por asuntos ajenos a la guerra misma. Alguno de los contertulios de la Gruta Simbólica al referirse con humor a la abundancia de personajes de sable y charreteras durante el siglo XIX, escribió:

“El gobierno no hizo mal
Con Perdomo al ascenderlo,
Pues no sobra un General
Donde es GENERAL el serlo”.

Sobre la importancia histórica de Restrepo González, nacido en Andes en 1859, y sus méritos para alcanzar tan alto rango en los ejércitos liberales tratará la siguiente aproximación biográfica.


Su padre


Juan Jacobo Restrepo Ramos fue un personaje arquetípico de la llamada “colonización antioqueña”. Miembro de una importante familia de Amagá donde nació en 1825; hijo de Francisco María y Leonor Beatriz; nieto de José Miguel de Restrepo, político antioqueño de los comienzos de la República y sobrino del también político, jurista e historiador José Manuel de Restrepo.

Fue uno de los primeros colonos del territorio andino e hizo parte, en 1852, de la Junta Fundadora que presidió el doctor Pedro Antonio Restrepo Escovar; en 1853, junto con Juan Crisóstomo Soto y Francisco González recibió el privilegio para abrir el camino hacia el Alto Andágueda que por su importancia estratégica y su riqueza minera retomaría luego el empresario Juan Bautista Mainero y Trucco. Con su hermano Juan de Dios (Emiro Kastos) y el médico José Vicente Uribe, su futuro cuñado, Restrepo Ramos inició en 1856 la minería aurífera en las cabeceras del río San Juan. Luego, el 12 de abril de 1859, fue nombrado repartidor de terrenos comunes entre pobladores del Distrito de Andes y como tal entregó a los últimos colonos la región de Paramillo en límites con el antiguo Estado del Cauca.

Promediando el decenio de 1860, Juan Jacobo Restrepo Ramos hizo parte de la oleada de antioqueños que emigraron hacia el sur y colonizaron gran parte del occidente colombiano. Dirigió el trazado y apertura del camino entre Cali y Buenaventura por el cañón del Dagua, ardua empresa que le mereció el reconocimiento de sus contemporáneos. Luciano Rivera y Garrido en sus Impresiones y Recuerdos sostiene:

“Aquel trayecto, no obstante la estructura abrupta del territorio que atraviesa, es considerado con razóncomo el mejor camino de herradura con que cuenta la república y honra mucho al contratista que lo dirigió, el inteligente y laborioso antioqueño D. Juan Jacobo Restrepo, quien, sin conocimientos profesionales en ingeniería y guiado tan solo por su excelente sentido práctico y una energía de titán de que ya había dado valiosas muestras en su país natal como empresario de minas, ejecutó una de las obras más persistentes y atrevidas que pueden encontrarse en nuestras cordilleras”.

Se estableció luego con su esposa Josefa María González y algunos de sus hijos en territorios del actual municipio de Trujillo, Valle del Cauca, los cuales recibió el 7 de enero de 1871 de Cayetano Delgado, ciudadano bugueño, con la condición de distribuirlos “entre antioqueños trabajadores y sanos para que pueblen la zona montañosa de los ríos Culebras y Riofrío y presten servicios en sus predios”, como reza el manifiesto fundacional del citado distrito.

Emigró finalmente a Tuluá donde falleció finalizando el siglo XIX.

En las guerras civiles.

En 1870 el gobierno de Eustorgio Salgar reformó la educación mediante el Decreto Orgánico de Instrucción Pública para ajustarla a los principios políticos del radicalismo liberal. Para tal fin contrató una misión pedagógica alemana conformada en su mayoría por maestros luteranos, lo que enardeció los ánimos del clero y del conservatismo que se mantuvieron en abierta pugna contra el Estado hasta el estallido de la guerra civil en 1876. Muchos jóvenes educados en los principios del radicalismo tomaron las armas en defensa de su ideario y se destacaron particularmente en Los Chancos, (31 de agosto de 1876). Juan de Dios, El Indio, Uribe escribió algunas páginas antológicas sobre esta batalla en la que participaron su primo Juan Jacobo Restrepo González y Rafael Uribe Uribe. Establecido temporalmente en Andes, contrae matrimonio el 13 de febrero de 1889 con Rosalía Uribe.

Consolidado el proceso político conocido como Regeneración, liderado por Rafael Núñez y Miguel Antonio Caro y que produjo la Constitución de 1886, el liberalismo, marginado del poder, se lanzó de nuevo a la guerra en 1885 y 1895. Vencidos, los liberales iniciaron luego, en octubre de 1899, la más larga, costosa y sangrienta de las guerras civiles colombianas: la de los mil días.“De batalla en batalla y de derrota en derrota”, como narra el general Lucas Caballero en sus memorias, gran parte de las tropas rebeldes huyeron de Santander y se reagruparon en Guayaquil bajo las órdenes de Benjamín Herrera, jefe del ejército Unido del Cauca y Panamá en el que Juan Jacobo Restrepo González alcanzó el grado de general y comandante de la Sexta División. Por el sur, los rebeldes triunfaron en Barbacoas y Tumaco y desembarcaron luego en el buque Almirante Padilla en la Costa Pacífica del Istmo. Allí derrotaron a las fuerzas gobiernistas en el episodio bélico conocido como “El sitio de Aguadulce” en febrero de 1902. No obstante el dominio liberal en Panamá, en el acorazado norteamericano Wisconsin, el 21 de noviembre de 1902, se firmó el tratado de paz que puso fin a una guerra que dejó en ruinas al país y produjo la secesión de Panamá en 1903.


Minero, político y fundador.

Terminada la guerra, el general Restrepo se vinculó a la Intendencia del Chocó. El 9 de febrero de 1906 el gobierno nacional le concedió los derechos para extraer, por medio de dragas, los minerales del lecho del río San Juan “hasta donde sea navegable por lanchas de vapor”. Ese mismo año fue nombrado como último prefecto de la Provincia de Quibdó e hizo parte en 1907 de una comisión exploratoria dirigida por el arquitecto catalán Luis Llach y que produjo un documento de 60 páginas considerado como el primer intento de conocimiento del Chocó y una aproximación a la intendencia desde la historia, la geografía y la población. En 1908 fue nombrado como director de la construcción y rectificación del camino Quibdó-Bolívar por cuyo trazado se hizo posteriormente la carretera Quibdó- Medellín.

En 1910 emigró a la costa atlántica colombiana donde fue nombrado por el presidente Carlos E. Restrepo como director de la Aduana de Santa Marta y desde el 20 de julio de 1912 fungió como primer secretario general de la alcaldía de Aracataca erigida en esa fecha como municipio.


En abril de 1913 se vinculó al Ferrocarril de Santa Marta como inspector. Ese mismo año se avecindó en los territorios ocupados hoy por el municipio de Fundación que habían adquirido gran importancia gracias a la llegada del ferrocarril y donde recibió del gobierno nacional algunos baldíos. En la historia de este distrito figura como uno de los primeros pobladores junto con un grupo de italianos y colonos costeños y como miembro de la Sociedad de Comerciantes de Fundación creada el 7 de agosto de 1921 para enfrentar los monopolios de la United Fruit Company que terminó comprando el ferrocarril y absorbiendo inmensos territorios de lo que hoy se conoce como Zona Bananera.

La vivienda de Juan Jacobo Restrepo González, construida en madera y zinc, se conserva como monumento histórico en la Plaza 7 de Agosto de Fundación, donde falleció en enero de 1937.


Fuentes:

Caballero, Lucas. Memorias de la Guerra de los Mil Días. Bogotá, Instituto Colombiano de Cultura. 1980. 253 págs.

González Escobar, Luis Fernando. Chocó en la cartografía histórica: de territorio incierto a departamento de un país llamado Colombia. Banco de la República. Boletín Cultural y bibliográfico. Vol. XXXIII. 1997.

Villegas, Jorge y Yunis, José. La Guerra de los Mil Días. Bogotá, Carlos Valencia Editores. 1979. 323 págs.

Zapata Restrepo, Gustavo Alberto. La Tea de la Discordia. Biografía de Juan de Dios Uribe. Inédito.



Sitios Web oficiales de  Trujillo (Valle del cauca), Aracataca y Fundación (Magdalena).


DATOS GRÁFICOS








Partida de Matrimonio 






Partida Bautismo de su nieta y ahijada


Registro en la prensa de su muerte









.

2 comentarios:

  1. Gustavo Zapata Restrepo18 de octubre de 2016, 9:39

    Buena biografía del general Restrepo. Como historiador local de Andes puedo aportar más datos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos interesa muchísimo que nos envíes todo lo que puedas sobre el general Restrepo.
      Al correo: esquinadelprogreso@gmail.com
      Gracias

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...