martes, 8 de marzo de 2016

LOS TRASLADOS DEL LÍBERTADOR


Traslados desde la Catedral al Panteón
Caracas


El 6 de diciembre de 1830, el Libertador llegó a la quinta San Pedro Alejandrino, en Santa Marta, propiedad del ciudadano español Don Joaquín de Mier y Benítez, el doctor francés Alejandro Próspero Reverend , al atenderlo por primera vez, diagnosticó: ”Cuerpo flaco, voz ronca, digestión laboriosa, tos con esputos……….las frecuentes impresiones denotan padecimientos morales”. El día 10 recibió los auxilios religiosos suministrados por el Obispo de Santa Marta Monseñor José María Estévez, igualmente dictó el Testamento y su Última Proclama, era su deseo que lo enterraran en Caracas; hubo que esperar doce años para que se cumpliera su voluntad. 

RAFAEL CELEDÓN ARIZA: EL OBISPO POÉTA




El ilustrísimo Doctor Rafael Celedón Ariza

“El obispo poeta”
1833-1902


Su eminencia el señor Obispo Rafael Celedón Ariza, nació en la ciudad de San Juan del Cesar, Cantón Cesar,Provincia de Riohacha, República de la Nueva Granada el 3 de septiembre de 1833,bautizado el la Parroquia de San Juan Bautista de San Juan del Cesar el 5 de septiembre de 1833,ceremonia presidida por su propio abuelo el padre Miguel Jerónimo Celedón; hijo de 
Don Nicolás Ariza Basabil, y Doña María Rosario Celedón Herrera; debido a su orfandad tanto maternal como paternal,su educación estuvo a cargo de su tío el cura Agustín Celedón Herrera hasta obtener el título de abogado en la universidad del Rosario de Santa Fe de Bogotá y después toma la decisión de ponerse al servicio del Señor, llegando al cargo de obispo de la Diócesis de Santa Marta, en la que su misión pastoral termina  con su muerte el 10 de diciembre de 1902, estando en la Cruz de Abrego, Norte de Santander.

Don Rafael Celedón entre 1891 y 1902 fue obispo de Santa Marta, preconizado el 17 de Diciembre de 1891. Se dice que su tío Agustín Celedón, presbítero, había prometido costear los estudios de su pariente Luis Gutiérrez, pero habiendo muerto este en la provincia de Padilla durante la guerra civil, es elegido Celedón para ese beneficio del cual siempre estará agradecido con su tío, haciendo a su vez otro tanto con su sobrino José Barros.

lunes, 7 de marzo de 2016

LA HAMACA Y SIMÓN BOLÍVAR.





El primer registro escrito sobre la hamaca proviene de los diarios de Cristóbal Colón y data del miércoles 17 de octubre de 1492. Ese día el descubridor del continente americano visitó una isla en las Antillas, donde encontró que las camas eran como redes de algodón.
La hamaca jugó un papel fundamental en la vida de Simón Bolívar, ya que mecido en ella, urdió durante años las guerras de independencia. El Libertador tenía la particularidad de mecerse en su hamaca a gran velocidad, y meciéndose dictaba proclamas, discursos, decretos, hasta silbaba y tatarareaba. Allí descansaba mientras diseñaba las estrategias de guerra, y muchos de sus romances surgieron y se consolidaron en una hamaca.
De los 22 atentados de sus enemigos, en 3 ocasiones la hamaca le salvó la vida. Como tenía la costumbre de dormir en hamaca, le dispararon y apuñalearon varias veces, con la fortuna de no encontrase ese momento en ella.
En 1830, cuando llegó a la Quinta San Pedro Alejandrino de Santa Marta, la señora Isabel Rovira y Dávila, esposa de Don Joaquín de Mier, le ofreció su lujosa cama Luis XV enchapada en bronce y plata con adornos de vidrio Bacarat, para que estuviera a gusto, pero él rechazó el ofrecimiento y pidió una hamaca. Prefirió una hamaca colgada en los árboles milenarios de tamarindos y samanes frente la edificación principal de la hacienda.
De Raúl Ospino Rangel.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...