viernes, 30 de diciembre de 2016

AGUSTÍN CODAZZI

En el Cesar hay una población que lleva el nombre de Codazzi, en razón a que en ese lugar falleció este reconocido Militar, Cartógrafo y expedicionario Italiano.

Agustin Codazzi
Célebre geógrafo y cartógrafo nacido en Lugo, Ferrara, llegó a Sudamérica avanzado ya el siglo XIX y combatió a las órdenes del célebre corsario Aury, reclamando con éste la Independencia de La Florida. Cautivado por los ideales de la emancipación sudamericana, al ganarse la amistad y consideración de Simón Bolívar y otros generales patriotas se incorporó al ejército del Libertador, en cuyas filas, gracias a la preparación militar adquirida en academias italianas, tuvo destacada actuación como hábil artillero, y detentó el grado de coronel. Finalizada la lucha por la Independencia, dejaría de lado su actividad bélica para dedicarse a lo que realmente le apasionaba, la investigación geográfica y cartográfica, y llevaría a cabo su singular obra: la geografía y el atlas de las provincias venezolanas, sucesivamente, en su liderazgo de la Comisión Corográfica de Colombia, realizó innumerables tareas para el gobierno de Bogotá, tanto cartográficas como militares.

martes, 27 de diciembre de 2016

EL PADRE DEL ACORDEÓN

QUIÉN FUE EL PRIMERO EN BAILAR VALLENATO?

En sus inicios ser acordeonero era un arte de pobres para pobres y su música era anónima. El acordeonista para tocar el instrumento se sentaba cómodamente en un taburete de madera, en los siguientes lugares: En la esquina del rancho, en el árbol frondoso de la finca y en el rincón de su vivienda. Allí fumando o tomando licor tocaban y componían sus canciones.

El vallenato empezó como parranda en el sector rural, por eso el canto de parranda, es el mismo vallenato; o mejor, de las parrandas nació el vallenato. Entonces los juglares buscaban las parrandas para la supervivencia, para recrearse de las jornadas de trabajo. 
Tocaban por ron y sancocho, duraban días y noches alegrando las fincas, en donde los parranderos cantaban al igual que los acordeoneros. Tanto parranderos como acordeoneros, tocaban, improvisaban, guapirriaban, se emborrachaban, pero no bailaban.

No existía pueblo que no contara con cantinas, eran una necesidad porque allí se llegaba a beber y a iniciar las parrandas. Como en esa época no existía la radio, ni las vitrolas, ni las radiolas, era costumbre que en la mayoría de las cantinas hubiese siempre un acordeón. Las cantinas se peleaban a los músicos, porque antes de sentarse a tomar en alguna parte, los parranderos averiguaban en cual cantina había música en vivo para irse a beber allí.

Todos esos viejos juglares mal vestidos y oliendo a sudor, tocaban por complacer a sus amigos y emborracharse en las parrandas, menos uno, Abel Antonio Villa; quien nació en Piedras de Moler, hoy corregimiento del municipio de Zapayán, el primero de octubre del año 1924, en el hogar de Antonio Villas Salas y María del Transito Villa Barrios. 

Fue precisamente Abel Antonio Villa, quien hizo la primera grabación de un vallenato, por eso es reconocido como el “Padre del Acordeón”. Esa primera grabación la hizo en el año 1943 en acetato, y en el año 1944 en pasta sintética; disco con dos canciones, que vino rotulado como “Abelito Villa con el acompañamiento de Guillermo Buitrago y sus Muchachos”.

Abel Antonio Villa, desde joven se esmeró por presentar una imagen decorosa del músico popular, fue el mejor vestido de su generación. Le gustaba vestir de blanco, con sombrero de fieltro, leontina, gafas de marco dorado; con ademanes de Lord inglés y una prosa, que quien no lo conocía, podía pensar que estaba frente a un hombre de una gran formación académica, solo llegó a estudiar primaria.

martes, 20 de diciembre de 2016

EL LICEO CELEDÓN

Liceo Celedón


Esta importante institución educativa Samaria, fue aperturada en marzo de 1906, con 23 alumnos, 16 de ellos internos, 6 externos y 1 asistente.

Inicialmente se escogió una casa desocupada que por esa época tenía un letrero que decía EL FARO, situada en la calle 15 ( Acequia ), con carrera 6. Dos meses mas tarde albergaba 43 alumnos; con el transcurrir del tiempo, fuera el faro el que orientara a iluminar las mentes del Magdalena, de la región y el país. Hay que anotar que el colegio fue creado para formar bachilleres en filosofía y letras, amparado legalmente por el articulo 120 del Decreto 491, se necesitaban 4 años para graduarse.


Su primer rector fue el Doctor Jacobo Mendez Campo (abogado), Vicerrector Don Luis de Andreis, secretario Don Julio Pinedo M. Profesores: Jacobo Mendez Campo (matematicas), Manuel Guardiola (geología), Fernandez (ingles),Cesar Campo (castellano), Reverendo Pedro Espejo (religión) y Luis de Armas (ejercicios ortográficos).

En el año de 1907 fue nacionalizado.

En el año de 1908 se trasladó al viejo caserón de la calle Grande (calle 17) N. 1 - 67 donde funcionaba la Contraloría Departamental.

domingo, 11 de diciembre de 2016

IGNACIA GRANADOS: LA HEROÍNA SAMARIA

Ignacia Granados, heroína samaria en la independencia de Colombia


Ignacia Granados

Fue fusilada un 9 de noviembre a las cinco de la tarde de 1817 o 1819, en la antigua Plaza de la Carnicería de Santa Marta (hoy parque de los Novios); pasada a las armas, por su apoyo constante y desinteresado a la causa republicana.

Un soldado al momento del fusilamiento quiso vendarla, pero Ignacia Granados le manifestó que a la eternidad no se entra con los ojos vendados. 

El General José Prudencio Padilla, nunca la olvidó, por ello puso en el madero de su tumba la siguiente inscripción: 

“Patriotas! No pases por este sitio sin rezar una oración por el alma de Ignacia Granados, la mujer más valerosa de la Costa”.


Mujeres mártires en el régimen del terror

Ignacia Granados hace parte de ese grupo de mujeres valerosas que cumplieron un destacado rol en la causa emancipadora en el periodo trascurrido entre 1815 a 1819 conocido como “el régimen del terror”, donde Pablo Morillo, soldado destacado en España, emprendió un plan de pacificación en la Nueva Granada, que solo terminaría después de la batalla de Boyacá.

Este hombre, arribó en 1815 a la provincia fiel de España, Santa Marta, y desde allí, arremetió junto con el gobernador Pedro Ruiz Porras, contra aquellas mujeres que apoyaron siempre la causa independista. Una de sus primeras víctimas fue Ignacia Granados, enemiga acérrima de los españoles y quien se entregó de cuerpo y alma a la libertad. Por tanto, sirvió de enlace entre prisioneros y patriotas, hasta que en su rol de informante, fue detenida y condenada a muerte, por el gobernador. Por tanto, “sobre Ignacia granados heroína y mártir, solo se conserva su bella memoria, por el sacrificio de su muerte en pro de la libertad”.

Las mujeres en el proceso independentista

Las mujeres tuvieron una amplia participación en las guerras de independencia. Además de actividades como recolectar fondos, cocinar para los soldados, coser y lavar sus ropas o brindarles cuidados médicos, también participaron en discusiones políticas, escribieron peticiones, se convirtieron en espías y se alzaron en armas. Por medio de sus acciones cuestionaron no sólo la dominación española sino también la jerarquía de género existente. En este sentido, ellas apuntaron a una definición más amplia de las nociones de igualdad de sus compañeros de lucha. Sin embargo, los líderes revolucionarios no estaban dispuestos a abandonar el patriarcalismo y aceptar la participación política femenina en el nuevo orden republicano. Para neutralizarlas y silenciar su retadora acción política, los hombres insistieron en una imagen pasiva de las mujeres como víctimas de la guerra y en el mejor caso como mártires y símbolos de la libertad y de la nación independiente.


La antigua Plaza de la Carnicería, hoy llamada Parque de los Novios, debe llamarse "Parque Ignacia Granados".

Por Raúl Ospina Rangel



*

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...