martes, 28 de marzo de 2017

LOS TERMALES DE CIÉNAGA


El mal llamado Volcán de Ciénaga

A las playas, los ríos, la Sierra Nevada y el parque Tayrona se suman los ‘Termales de Córdoba’ un lugar fascinante en la entrada del municipio de Ciénaga que poco a poco y con el auge de la Internet aumenta su potencial turístico.

Podría catalogarse como un balneario rústico, pero muy rico en aguas termales con temperaturas que oscilan entre 38 y 42 grados centígrados que relajan el cuerpo. En este lugar, los visitantes tienen a su disposición una piscina termal, un pozo de lodo y un sitio para recibir masajes.

A su composición mineral y atribuciones medicinales se le agrega el misticismo al ser catalogado como sitio sagrado donde los Mamos de la Sierra Nevada realizaban sus ritos contra el mal, aguas medicinales para relajarse y renovarse con sus elementos y minerales rejuvenecedores.

Mario Barahona, residente en Santa Marta pero nacido en Armenia, visita periódicamente este lugar para bañarse y como parte de su terapia medicinal permanente, se enteró de su existencia, curiosamente, por un amigo canadiense que leyó sobre este sitio en la Internet y decidió visitarlo.

Como ellos, cada vez son más las personas que deciden ir en busca de un paliativo en las aguas termales de Ciénaga

A cargo del recorrido por el lugar se encuentra Nicolás Alfonso Arévalo Reales, a quien le dicen ‘el Profe’ y quien ha estudiado los beneficios de estas aguas para recomendarlas a quienes visitan el lugar y a través de la Internet.

“Es el único termal de la región Caribe que no es procedente del magma, es telúrico, por movimientos de la tierra, las rocas calizas le dan el calor y todos los minerales, no son saladas”, explica.

Este lugar se ha hecho tan popular, que, hasta Germán Vargas Lleras, durante su paso por la vicepresidencia y en sus visitas a Santa Marta se ha convertido en cliente asiduo del lugar. También es un sitio de moda para deportistas de alto rendimiento.

“El lugar es propiedad de la familia Riascos Noguera y se ha fortalecido como un sitio turístico y medicinal, son aguas ricas en iones negativos que relajan el cuerpo, la temperatura es agradable, oscila entre los 32 grados en el día, cuando pasa de 47 grados es porque hay sequía o calor, pero no queman”, aclaró ‘El Profe’.

Hoy, existe una importante cultura del agua y de regreso a la naturaleza, basada en que las aguas mineromedicinales son un complemento a la medicina tradicional y favorecen el equilibrio general del organismo. Cabe resaltar la importancia que tiene conocer las principales propiedades de las fuentes de aguas termales, pues su estudio adecuado determina el aprovechamiento o beneficio que ellas pueden generar a las comunidades aledañas y al municipio en general.

El potencial turístico de estas aguas termales corresponde a dos expectativas, la estética y la salud, por un lado; y está quienes las aprovechan en baños prolongados en agua mineralizada, con temperaturas variables; sin olvidar que la principal demanda de las aguas termales corresponde al aspecto estético, específicamente asociado con el rejuvenecimiento y la belleza.

Las aguas termales, además, benefician al organismo, porque sus características permiten depurarlo, por ello, se recomiendan en patologías inflamatorias del aparato locomotor, tales como la artritis, problemas de circulación, reumatismos, patologías que producen calor en la zona, rigidez, dolor, atrofia muscular y demás.

ORÍGENES

En los municipios de Becerril, y Ciénaga, existen afloramientos de aguas subterráneas con altas temperaturas –aguas termales– asociadas a la formación de la Sierra Nevada de Santa Marta, elevación cuyo origen se debe a la formación y a creación de fragmentos de origen oceánico que luego se incorporaron al continente y al crecimiento de extensos territorios volcánicos –proveyendo actividad magmática–, un proceso que genera la destrucción de rocas y la elevación, por diferencia de densidades, de las rocas fundidas, las cuales producen vapores de altas temperaturas que calientan las aguas subterráneas hasta su punto de ebullición. Este vapor de agua se filtra entre fisuras presentes en las formaciones rocosas y va ascendiendo hasta la superficie donde se condensa y brota como agua termal.

Según un estudio adelantado por la Fundación Universitaria del Área Andina con sede en Valledupar, en el municipio de Ciénaga afloran rocas ígneas y metamórficas que varían en edad desde el Proterozoico hasta el Paleógeno y cuaternarios recientes, ubicadas al occidente de la Sierra Nevada de Santa Marta.

Las aguas que se depositan allí proceden de dos fuentes: unas, de las aguas de los ríos y las precipitaciones que se infiltran en el subsuelo descendiendo por gravedad hacia las capas más profundas de la corteza terrestre; otras, del interior, de donde surgen como aguas de origen endógeno resultante del proceso volcánico extinto a nivel superficial de la Sierra Nevada de Santa Marta. Esto genera una fuente mixta de suministro para estas aguas termales.



MEDICINALES

Lo que explica como estrategia de marketing el profesor ‘Nico’ sobre los minerales contenidos en el agua y por qué se consideran medicinales o buenos para el organismo lo explica la ciencia y así lo dio a conocer el estudio citado anteriormente que destaca la presencia de Hierro, cloruros, sulfatos.

De acuerdo con los resultados obtenidos, la concentración de minerales sulfurados en ambos depósitos es mucho más significativa que cualquiera de los otros compuestos mineralógicos contenidos en ellas. Por tanto, es innumerable la variedad de beneficios terapéutico-medicinales que estas aguas le brindan al organismo humano, los cuales van desde remover las impurezas de la piel hasta tratar enfermedades neurológicas.

CLORUROS

Son sales, en general, muy solubles, muy estables en disolución y muy difícilmente precipitables; no se oxidan ni se reducen en aguas naturales. Están asociadas con el ion Na+. El ión cloruro se encuentra con frecuencia en aguas naturales y residuales, en concentraciones que varían desde 1 ppm hasta 250 ppm por litro en aguas dulces.

Este ión ingresa al agua de forma natural, mediante el lavado que las aguas lluvias realizan sobre el suelo. Un alto contenido de ión cloruro es perjudicial para muchas plantas y comunica corrosividad al agua. Los resultados muestran un mayor grado de concentración de minerales clorados en las fuentes termales de Ciénaga –aguas más cálidas– que en las aguas de la fuente de Becerril–, con niveles que hacen de ambas, aguas muy favorables para el organismo humano y, por ende, excelentes para fines mineromedicinales.

SULFATOS

Los resultados reflejan concentraciones considerables de minerales sulfatados en ambas fuentes, los cuales se comportan como purgantes, convirtiéndose en la acción más abundante en las sulfatadas sódicas y magnésicas que en las sulfatadas cálcicas. Sus grandes beneficios a nivel gastrointestinal hacen de ellas aguas valiosas para la salud humana.

HIERRO TOTAL

La acción terapéutica más destacada cuando existen concentraciones significativas de hierro en las aguas se presenta en el interior del cuerpo humano. En el intestino delgado, principalmente en el duodeno, el ion ferroso disuelto en las aguas es absorbido y pasa a la sangre, donde se une a la trasferrina, que lo transporta a la medula ósea para su incorporación a la hemoglobulina. De acuerdo con los resultados obtenidos, las características férricas de estas aguas son casi nulas debido a su reducida concentración de hierro.

SULFUROS

En las aguas sulfhídricas suele encontrarse materia orgánica soluble y materia organizada propia de una flora autótrofa, entre ellas, algunas clases de algas que forman conglomerados lentos –biogleas–, y microorganismos aerobios que consumen azufre –sulfurarias–, bacterias saprofíticas autótrofa.

lunes, 27 de marzo de 2017

EL BARBERO "INSÓLITO" DE FUNDACIÓN

Se trata de Manuel Rodríguez, "Manebarber": toda una celebridad en Fundación.


Manebarber


El cliente le dice lo que quiere, Manuel lo dibuja en su mente y luego lo pasa al papel. Si lo aprueban, empieza. Toma una maquinita de motilar y minuciosamente empieza con las lineas de la figura. Crea los espacios, quita el cabello faltante, hace la forma, limpia ... y al final, deja a todos contentos con el resultado.

Manuel Rodríguez, de 36 años y nacido en Piñuelas, hace creaciones que literalmente, le quedan a sus “pacientes” en la cabeza. Es de esas personas que nace con vena artística, siendo su abuelo, José Rodríguez, el primero de su estirpe en trabajar con este arte.

“Mi familia ciertamente es de artistas: mi abuelo era el mejor barbero, mi papá tallador de madera, es escultor y el mejor del Magdalena. Mis hermanos son barberos aunque también médicos. Tengo primos también barberos, algunos en Santa Marta, otros en Fundación. Pero yo además soy dibujante y retratista”.

Vive desde hace poco en Fundación, uno de los pueblos más calurosos de la Costa Caribe colombiana, así que las gotas de sudor por su trabajo valen el triple.

“Cuando estaba más pequeño no había esa proliferación de barberías como las hay ahora, y no era económico una motilada (risas), entonces, compré una maquinita y me puse a molestar con ella, cuando me di cuenta que tenía aptitudes para eso, comencé a darle forma a los cortes y a darme cuenta que no solamente era un hobby, sino que podría convertirse en mi profesión. 

Comencé a motilar desde 1997. Aproximadamente son 21 años que tengo de estar en esta labor”. 


Mane en acción


Trayectoria

En total en su familia hay 9 personas que se dedican a su mismo oficio, aunque él lleva la delantera. Es docente certificado de Barbería, de la Formação IBEL de Diadema, localidad de Sao Paulo, Brasil, país al que viajó a certificarse y a capacitar a 478 personas en siete ciudades: Franca, Diadema, Campinas, Belo Horizonte, Porto Alegre, Sao Paulo y Río de Janeiro.

Su primera figura, Jesucristo de perfil, la hizo en el 2005, “De ahí para acá ha venido la perfección de mi trabajo”. 

El cabello es el lienzo de las obras de este artista, tan espectaculares que le han valido reconocimiento internacional. Fue firmado hace pocos días por la página Viral Hog, de Estados Unidos que lo contactó a través de sus redes sociales, luego de ver uno de sus vídeos, grabado en el pasado Carnaval de Barranquilla. “En Oklahoma, EEUU, se hizo presente el dibujo y hablan de él, y está publicado en mis redes. Me contactaron por Messenger. Ya hice firma de contrato virtual”.

Afirma que aunque hay gente que ve su trabajo como algo demasiado informal, a las personas de mente abierta, a esas que nos le importan las críticas, saben valorar su arte y lo contactan admirados por lo que ofrece. Tiene dos hijos y el amor a ellos, a sus padres y por supuesto a Dios, le dan lo que necesita para continuar. “Regreso a Fundación a cuidar la vejez de mis padres y porque ya me quiero quedar aquí”, comenta.

Está presto a abrir su ManeBarber shop y además, empezar con su propia escuela formada de barbería para enseñarle a más gente que el oficio es real, artístico y lucrativo.

“¿Por qué me gusta?, este es mi hobby, este es mi trabajo y mi profesión”.










Fuente: El Universal

.

domingo, 19 de marzo de 2017

EL OCASO DE LA ZONA BANANERA






Al poco tiempo de la masacre de las bananeras, el Gobierno Nacional destruyó la Unión Sindical de Trabajadores del Magdalena, USTM, y los intentos por conformar una nueva organización sindical que la reemplazara fue un fracaso, puesto que la Región se mantuvo en una especie de ley marcial.


Como la gran huelga de 1928 no consiguió su principal fin, que era el de lograr contratos formales con la compañía norteamericana, se planearon nuevas huelgas en 1929 y en febrero de 1930, pero no prosperaron por la intervención de la Policía, por tanto, la Sociedad Unión, que había pactado un acuerdo con la UFC, se fortaleció y continuó en representación oficial de los trabajadores.


El nuevo presidente de Colombia (1930 – 1934), Enrique Olaya Herrera, tampoco aportó a los huelguistas y movimientos obreros, por lo contrario, fue notorio su apoyo con la United Fruit Company, puesto que, entre otras cosas, tuvo que afrontar una situación económica inestable en el país, a causa de la Gran Depresión de 1929, que inició en Estados Unidos con la caída de la bolsa del 29 de octubre de dicho año, conocido como Martes Negro, aunque cinco días antes se había producido el Jueves Negro, y rápidamente se extendió a diferentes países del mundo.

LA HUELGA DE LAS BANANERAS



El presidente Reyes en una Bananera de la Zona


Como el presidente Rafael Reyes (1904-1909) había concedido una exención de impuestos a la producción y exportación del banano hasta 1929, además de una concesión de tierras hasta el año 1911, la Compañía logró para el año de 1920 tener más de 13 mil hectáreas distribuidas en la Zona Bananera, con las haciendas de Santa Ana y Santísima Trinidad.

También, la empresa norteamericana se había expandido en varios países del Caribe, aparte de Colombia, entre ellos Cuba, República Dominicana, Costa Rica, Panamá, Honduras y Guatemala, en los que, según datos de la historiadora Catherine LeGrand, tenía un millón 383 mil 485 hectáreas de plantaciones; 2 mil 434 kilómetros de ferrocarril; 90 barcos de vapor que transportaban la fruta desde el Caribe hasta los Estados Unidos y Europa; 5 mil 636 kilómetros de cables telegráficos y telefónicos; y, 24 estaciones de radio.

Sin embargo, para ese mismo año (1920), la inflación de precios y la consecuente subida de salarios disminuyó la ganancia de los hacendados que, en algunas ocasiones, se compensaba con mayores pedidos por parte de la Compañía, pero que a finales de año, los mismos empleados no aguantaron más, pues los salarios se estancaron en alrededor de un dólar y fue entonces cuando se le pidió al Gobierno Nacional la imposición de algún impuesto a la exportación del banano y que se nacionalizaran los ferrocarriles de la empresa norteamericana.

CIÉNAGA, UNA CIUDAD QUE DESAPROVECHÓ LA BONANZA



“La crisis fue terrible, al principio las fincas valían millones en ese momento, cuando un dólar costaba $12 pesos y daban mucho dinero por ellas, pero después que se fue la United la finca valía casi menos que una vaca” …así resume Guillermo Henríquez la crisis que llegó a Ciénaga después de la partida de la United Fruit Company.

Todas las mansiones del Centro Histórico de Ciénaga se despoblaron, vino la decadencia, la gente se fue para Barranquilla, para Bogotá y el exterior, además de El Rodadero, el cual empezaba a tener auge y donde las principales familias cienagueras tenían propiedades.

Desde entonces, el municipio de Ciénaga, Magdalena, ha vivido la transición de una economía que se sustentó en el auge de las exportaciones de banano hacia otra con una base más diversificada, que aún no logra consolidarse.

miércoles, 15 de marzo de 2017

EL CARNAVAL QUE TERMINÓ EN TRAGEDIA



Imágenes del incendio producido por los Chulavitas en La Paz ,Cesar

El ingreso de menores de edad a las fiestas nocturnas no estaba bien visto. Mucho menos a las festividades de carnaval que se desarrollaban en La Tuna, donde esa noche de febrero del año 52 se escribió una historia con letras de sangre que dejó una huella con olor a humo en la memoria de los habitantes del municipio de La Paz, en el Cesar.

El pueblo estaba alegre, pensando sólo en divertirse y pasar unas fiestas tranquilas. En La Tuna se llevaría a cabo un jolgorio que todos presagiaban memorable; nadie se lo quería perder. La mayoría de muchachos menores de 18 años se lamentaban de no poder asistir y les tocaba conformarse con irse a dormir temprano. La mayoría lo hizo así, pero hubo uno que asistió a la fiesta de mayores en La Tuna, la última que se realizó en esa caseta.

En Manaure, Gabo descubrió uno sus personajes




A principios de la década de los 50, después de la guerra civil en la que estuvo inmerso gran parte del interior del país a raíz del asesinato del líder político Jorge Eliecer Gaitán, el joven escritor Gabriel García Márquez llegó a tierras cesarenses en compañía de su amigo, el compositor Rafael Escalona, de quien siempre conservó una gran admiración por las crónicas de sus cantos.

Gabo figuraba en ese entonces como un hombre desconocido, sin fama alguna, ciertamente influenciado por la música vallenata y siendo un absoluto seguidor de los buenos acordeoneros de ese tiempo, además de dedicarse a la venta de enciclopedias, en municipios como Valledupar, La Paz y gran parte del departamento de la Guajira.

sábado, 11 de marzo de 2017

SANTA MARTA TIENE TREN PERO NO TIENE TRANVÍA


El Tranvía,
símbolo de la población española,
Santa Marta de los Barros

ORIGEN DE LA CANCIÓN


La historia cuenta que el hombre de negocios de mediados del siglo XIX, el español Don Joaquín de Mier y Benítez, tenía una hacienda dedicada al cultivo de caña de azúcar y banano, además se hizo con la explotación del puerto de Santa Marta y contaba con una gran naviera para exportar sus cosechas y era la única que tenía permiso para llegar al puerto.

En un viaje a Francia, compró un tren para hacer más fácil el traslado de sus productos desde su hacienda hasta el puerto de Santa Marta y en uno de sus barcos lo llevó hasta Santa Marta, eso le resultó fácil, tenía el puerto y los barcos, pero no tenía el permiso para construir líneas férreas, proyecto de largo plazo y de mucho dinero. Por eso la canción dice:


Santa Marta, Santa Marta tiene tren
Santa Marta tiene tren
pero no tiene Tranvía
si no fuera por la Zona, caramba
Santa Marta moriría.


El autor no se refiere al Tranvía, como medio de transporte, si no “train-vía”, o vía del tren. Y como Tranvía quedaba mejor en la canción que vías del tren, optó por esta palabra.

Don Joaquín de Mier y Benítez, había nacido en 1787 y a finales de la segunda década del siglo XIX le fue adjudicada la hacienda San Pedro Alejandrino, en donde intensificó los cultivos de caña de azúcar para la producción de la panela, el ron y la miel. Al fallecer Don Joaquín de Mier en 1861, heredó la hacienda su hijo Manuel Julián de Mier.


EL COMPOSITOR


Manuel Medina Moscote, veterano acordeonero de finales de siglo XIX y comienzos de siglo XX, nació en el caserío Punta de Piedra, hoy municipio de Zapayán Magdalena. Siempre reclamó la autoría de la famosa canción “Santa Marta Tiene Tren”, que aparece registrada como del acordeonero guajiro Francisco “Chico” Bolaños (1902-1962), quien llegó a la Zona Bananera en 1924, cuando ya la canción era conocida en todo el Departamento del Magdalena.

Manuel Medina Moscote como obrero y acordeonero, recorrió la Zona Bananera, en su esplendor dorado del banano, dejando muchas canciones que enriquecieron el folclor vallenato, la más sobresaliente “Santa Marta Tiene Tren”. Se caracterizaba en sus cantos por poseer la voz más potente de la región, que cuando la elevaba desvestía los árboles, potencia atribuida a sus músculos de acero.

De Manuel Medina Moscote, se decía también que poseía poderes sobrenaturales provenientes de pactos con el diablo, lo cual se reflejaba en su “Niño en Cruz”. El “Niño en Cruz”, es un tipo de aseguranza o pacto diabólico, donde el maligno le confiere poderes o habilidades sobrenaturales a quien lo posee. Es un protector de enemigos, hace invisible a las personas. Se inserta generalmente en la piel de la muñeca derecha y tiene la particularidad de hacerte fuerte el brazo, de tal manera que al pegarle a otro hombre difícilmente se vuelva a levantar.

La primera versión de esta canción fue grabada en Argentina en el sello Odeón, por la orquesta del argentino Eduardo Arman en 1945. La segunda versión fue grabada en Cartagena en el sello Fuentes, por la Orquesta del Caribe de Lucho Bermúdez y el canto de Pedro Collazo en 1946.


EL TRANVÍA DE SANTA MARTA DE LOS BARROS

 Santa Marta de los Barros es una población española, donde se rinde homenaje a la ciudad de Santa Marta Colombia, con un tranvía que se ha convertido en símbolo de la pequeña ciudad.

El tranvía de Santa Marta de los Barros, fue comprando en Madrid España por Bartolomé Gil Santacruz, en el año 1976; fecha en la cual lo restauró y lo donó al pueblo, convirtiéndose en un sitio emblemático y turístico.

Bartolomé Gil Santacruz, es un empresario y mecenas oriundo de Santa Marta de los Barros, que se ha destacado por su éxito empresarial y ha compartido sus beneficios con los demás, especialmente, con los más necesitados.La historia del tranvía, proviene de la canción colombiana “Santa Marta tiene tren pero no tiene tranvía”, conocida en el Departamento del Magdalena, desde la década de 1940.

Por Raúl Ospino Rangel







.

domingo, 5 de marzo de 2017

LA COLONIA PENAL EN BUENOS AIRES

En Buenos Aires existió una Colonia Penal con reclusos que provenían de toda Colombia



Colonia Penal Agrícola del Magdalena, ubicada en Buenos Aires
conocida popularmente como Colonia de Fundación
Foto del día de la visita del presidente Reyes
6 Oct 1908


En Colombia desde el inicio de la República se volvió costumbre implementar colonias penales que aunque albergaba internos, tenía como finalidad conquistar territorios todavía no explorados. La primera de ellas se inicia en 1871, amparada con la Ley de 1838 durante la presidencia de Eustorgio Salgar Moreno.

Las colonias penales se reglamentaron mediante el Decreto 624 de 1906 y las Leyes 62 de 1912 y 54 de 1913. Son definidas como lugares de cumplimiento de pena o deportación a donde se envían los individuos más peligrosos en materia penal, además de reos reincidentes de hurto, robo, extorsión o secuestro, y vagos o rateros, para ocuparse principalmente en trabajos agrícolas.

La necesidad de mano de obra para desarrollar los cultivos de banano e infraestructuras en la naciente Zona Bananera provocó que durante la visita del Presidente Rafael Reyes, al hoy corregimiento de Buenos Aires el 25 de abril de 1908, aprobara la creación de la «Colonia Militar, Agrícola y Penal del Magdalena», que fue conocida como Colonia Penal de Fundación.

El 30 de abril de 1908, el gobierno del presidente Rafael Reyes Prieto creó mediante decreto 472, La Colonia Militar, Agrícola y Penal de Magdalena.

Durante los meses de julio y octubre de ese mismo año se construye el panóptico de la misma, de manos del cienaguero Don José Dolores Elías.

En octubre de 1908 llegaron de todo el país los primeros reclusos.

50 AÑOS DE LA MUERTE DEL GOBERNADOR QUE LE DIO VIDA A FUNDACIÓN

Hace 50 años falleció el líder liberal cesarense que creo al Municipio de Fundación y que inspiró a Escalona, ‘Chema’ Gómez, Gustavo Gutiérrez y tantos otros juglares a dejaron el registro de su vida plasmado en sus cantos.

 Doña Emilia Arciniegas de Echandía, Doña Paulina De Castro Monsalvo, Pedro Castro y el Dr. Darío Echandía, en el aeropuerto de Barranquilla, 15 días antes de su muerte


Ay, de lejos muy lejos venía un vallenato/ él iba tocando su triste acordeón/ y cantaba con dolor/ la muerte de Pedro Castro...

Ese vallenato póstumo escrito por el maestro Rafael Escalona e interpretado por voces como la de Alberto Fernández o la de Poncho Zuleta es una de las tantas menciones que en la música popular colombiana quedaron del líder liberal cesarense, que apagó su vida en un fatídico accidente automovilístico en la Ye de ciénaga hace 50 años, el 3 de marzo de 1967, pero cuyo legado vive en las letras de inolvidables canciones que le cantan al Caribe, al Magdalena Grande, a la tierra del legendario Pedro Castro Monsalve.

EL NEGRO JOAQUÍN MERCADO: El guerrillero de Media Luna

Joaquín Mercado Robles fue uno de los grandes cabecillas de las guerrillas liberales en el Departamento de Bolívar durante la Guerra de los Mil Días. 


La Guerra de los Mil días
Guerrillas liberales enfrentadas al Gobierno Conservador
Nació Joaquín Mercado Robles, a mediados del siglo XIX en el corregimiento de Medialuna, Municipio de Pivijay Magdalena. 

Llegó a tierras bolivarenses luego de inundaciones en su tierra natal, para trabajar en las obras de construcción del ferrocarril que unía a Cartagena con Calamar, entre los años (1890-1892). 

Una vez terminado los trabajos del ferrocarril, se radicó en Soplaviento Bolívar, allí inicialmente se consagró a la enseñanza de la niñez y luego hizo estudios superiores hasta alcanzar el grado de abogado en la Universidad de Cartagena.

El Negro Joaquín Mercado, como militante del partido liberal, tuvo renombre en las acciones militares desarrolladas en el campo de batalla, durante la Guerra de los Mil Días; lo que le sirvió para obtener el grado de General y enorme ascendencia sobre la población negra y mulata militante del liberalismo bolivarense, principalmente entre los habitantes de las provincias aledañas al Canal del Dique y los Montes de María. Sus triunfos se convirtieron en leyendas hasta el punto que llegaron a asignarle secretos misteriosos a sus estrategias de guerra.

Fue Comandante y General del Ejército Liberal de Bolívar y junto con el General Ramón "El Negro" Marín eran los jefes negros más temibles para el gobierno conservador durante la Guerra de los Mil Dias. Marin era Tolimense.

Se cuenta a Joaquin Mercado Robles entre los comandantes del combate de Maria la baja en 1901, en contra de las tropas del antioqueño Francisco Jaramillo "Pacho Negro" y su "División Jaramillo" conformada por jóvenes de la clase alta de la sociedad manizalita.

Además de Maria la Baja al general Mercado Robles lo recuerdan en otros combates como el de Mahates , así como el encargado de la jefatura de las guerrillas liberales entre la orilla del canal del dique y la vía del ferrocarril, junto a otras figuras del liberalismo de esta guerra como Cesar Diazgranados, Sergio Camacho, Samuel Perez, Manuel de Jesus Alvarez Julio Vargas entre otros.

Finalizada la guerra asume como diputado de la Asamblea del Departamento de Bolívar el 16 de septiembre del año 1912. Así mismo fue uno de los propulsores y fundadores del ingenio Sincerín. 

Muere el General Mercado Robles, en Sincerín Departamento de Bolívar, el 17 de octubre del año 1918, sus restos fueron trasladados a Soplaviento Bolívar.-


Por 
Raul Ospino Rangel





.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...